El Papa invita a caminar "sin descanso" hacia la Pascua eterna

  • Ciudad del Vaticano, 13 abr (EFE).- El papa Benedicto XVI invitó hoy, durante el rezo del Regina Coeli posterior al Domingo de Resurrección, a caminar "sin descanso" hacia la Pascua eterna, porque ésta es "nuestra esperanza".

El Papa invita a caminar "sin descanso" hacia la Pascua eterna

El Papa invita a caminar "sin descanso" hacia la Pascua eterna

Ciudad del Vaticano, 13 abr (EFE).- El papa Benedicto XVI invitó hoy, durante el rezo del Regina Coeli posterior al Domingo de Resurrección, a caminar "sin descanso" hacia la Pascua eterna, porque ésta es "nuestra esperanza".

Desde la residencia papal en Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma, el Pontífice animó a los fieles a seguir a Cristo, una invitación que Benedicto XVI hizo durante la oración del Regina Coeli, el rezo que sustituye al Ángelus en el tiempo de Pascua.

"La comunidad cristiana se llena de alegría porque la Resurrección del Señor nos asegura que el plan divino de la salvación se cumplirá de seguro. He aquí por qué su Pascua es verdaderamente nuestra esperanza", dijo el Papa.

"Y nosotros, resucitados con Cristo mediante el bautismo, debemos ahora seguirlo fielmente en santidad de vida, caminando sin descanso hacia la Pascua eterna, ayudados por la consciencia de que las dificultades, las luchas, las pruebas, los sufrimientos de la existencia humana, incluida la muerte, ya no nos podrán separar de él y su amor", añadió.

Según Benedicto XVI, la Resurrección de Cristo ha establecido un puente entre el mundo y la vida eterna, "sobre el que todo hombre y mujer puede pasar para llegar a la verdadera meta de nuestro peregrinaje terreno".

"En el sacramento de la Eucaristía, el Señor resucitado está presente y nos purifica de nuestras culpas, nos nutre espiritualmente y nos infunde vigor para soportar las duras pruebas de la existencia y para luchar contra el pecado y el mal", afirmó Benedicto XVI.

"Es Él el apoyo seguro en nuestro peregrinaje hacia la eterna morada del cielo", agregó.

El Pontífice, quien dirigió unas palabras a los fieles de habla española que siguieron su mensaje, aseguró que el pueblo de Dios, que tiene en Cristo su "jefe invisible", está destinado a crecer en el curso de los siglos, hasta el pleno cumplimiento del plan de salvación. EFE