El Papa pide a Europa encuentre sus raíces cristianas y sea profundamente humana

  • Ciudad del Vaticano, 18 feb (EFE).- El papa Benedicto XVI pidió hoy a los europeos que "reencuentren" sus raíces cristianas y que sean constructores de una Europa "cristiana y profundamente humana".

El Papa pide a Europa encuentre sus raíces cristianas y sea profundamente humana

El Papa pide a Europa encuentre sus raíces cristianas y sea profundamente humana

Ciudad del Vaticano, 18 feb (EFE).- El papa Benedicto XVI pidió hoy a los europeos que "reencuentren" sus raíces cristianas y que sean constructores de una Europa "cristiana y profundamente humana".

El Pontífice así lo manifestó ante unas 20.000 personas que asistieron hoy, en una mañana soleada pero muy fría, en la plaza de San Pedro del Vaticano a la audiencia pública de los miércoles.

La catequesis de hoy fue dedicada a la figura del santo británico Beda el Venerable, de quien dijo el Papa que contribuyó "eficazmente" a la construcción de una Europa cristiana.

"Recemos también hoy para que volvamos a encontrar nuestras raíces cristiana y podamos así construir una Europa cristiana y profundamente humana", afirmó el Pontífice alemán, quien en numerosas ocasiones ha resaltado las raíces cristianas del Viejo Continente y ha manifestado que sin el cristianismo Europa no se entiende.

Recordando a San Beda y sus enseñanzas, el Papa manifestó que hay que presentar el Evangelio de manera "atrayente" a los fieles y de exponer las verdades dogmáticas "ateniéndose a la sencillez católica".

Benedicto XVI pidió a los obispos que prediquen "no sólo mediante la palabra, sino valorando también las figuras, iconos, las procesiones y las peregrinaciones".

Al igual que hacía San Beda, el Papa recomendó el uso de las lenguas vernáculas para presentar el Evangelio y animó a los jóvenes a llevar el Evangelio por el mundo mediante la misión.

El Papa Ratzinger se mostró a favor de integrar el Evangelio "en el tejido social y en las instituciones culturales.

Asimismo abogó por la colaboración entre el judaísmo y el cristianismo y pidió a los padres cristianos que formen cristianamente a sus hijos.

La audiencia de hoy es la primera del año que celebra al aire libre (en invierno o cuando llueve se celebran en el Aula Pablo VI del Vaticano), debido al elevado número de asistentes, que no cabían en el recinto cubierto.

Sonriendo, lo primero que dijo fue: "hace frío, pero por lo menos no llueve y no nieva y por ello debemos dar gracias".

Como es costumbre en las audiencias, el Papa saludó en diferentes idiomas a los asistentes. En español tuvo palabras de aliento para los congregados procedentes de España, México, Chile y otros países latinoamericanos.

De España asistieron los miembros de la Comisión Promotora de un monumento al fallecido papa Juan Pablo II en Sevilla y de la Fundación sevillana Padre Leonardo Castillo, acompañados por el cardenal arzobispo hispalense, Carlos Amigo Vallejo.

También acudieron fieles de la diócesis de Cartagena (sur de España), acompañados de su obispo, Juan Antonio Reig Pla; así como fieles de Almedinilla (Córdoba, sur), Granada (sur), Monzón (Huesca, norte español) y Pontevedra (Galicia, noroeste español).

Además se congregó un numeroso grupo de Santiago de Chile y otro de Brasil.