El sacerdote Jesús López Sáez defiende y argumenta la teoría del asesinato del papa Juan Pablo I en un nuevo libro

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El sacerdote Jesús López Sáez defiende y argumenta la teoría del asesinato del papa Juan Pablo I a los pocos días de su nombramiento en el libro 'Juan Pablo I. Caso abierto' (Editorial Sepha), donde se dará respuestas a interrogantes elementales que quedaron sin ellas, como de qué murió Juan Pablo I, cuál fue realmente su figura o si el hecho produjo algún cambio de rumbo en la Iglesia.

Según recordó la editorial, 30 años después el caso sigue "abierto y el juicio no se ha hecho donde tenía que hacerse, pero está en la calle". La obra, que se enmarca dentro de la colección 'Libros Abiertos', "seguro que va a reabrir la polémica" sobre la muerte de Albino Luciani 'el papa de la sonrisa', indicó.

La muerte de Albino Luciani, papa Juan Pablo I en 1978, al mes de su elección, es "uno de los grandes misterios del siglo XX", ya que el sumo pontífice gozaba de buena salud, según su médico personal y había tomado decisiones "importantes y arriesgadas", entre las cuales había decidido terminar con los negocios vaticanos, incluso haciendo frente a la logia masónica 'Propaganda Dos' y a la mafia.

"Un aspecto importante y que no se puede pasar por alto", según la editorial andaluza, es que "la figura de Juan Pablo I ha sido profundamente deformada", llegándose a decir que estaba enfermo, que murió aplastado por el peso del papado, que no estaba capacitado para ser papa.

Esa distorsión, según subrayó, es "mantenida por quienes defienden la versión oficial", que incluye adjudicar la muerte a un infarto agudo de miocardio o embolia pulmonar; "en cualquier caso, muerte natural". En el libro se abre las interrogantes al respecto y se dice si verdaderamente fue así, o le dieron una dosis letal por poner el dedo en la llaga. Además, se cuestiona si se le hizo la autopsia.

Asimismo, la publicación del sacerdote, nacido en Ávila, se pregunta cómo se puede explicar el silencio de los papas que le sucedieron, tanto en el caso de Juan Pablo II como Benedicto XVI.

Jesús López Sáez es responsable de la Asociación Comunidad de Ayala de Madrid, que promueve la renovación eclesial mediante la creación de grupos y comunidades. Es inspirador de otras asociaciones semejantes, así como de la Fundación Betesda, que tiene como fin el desarrollo integral de minusválidos físicos y psíquicos.

Licenciado en Filosofía y Letras, Teología y Psicología, tras estudiar en Salamanca, Roma y Madrid, entró a formar parte de la sede de la Conferencia Episcopal, y nombrado responsable de catequesis de adultos del Secretariado Nacional.

Entre sus artículos y publicaciones, cabe destacar, 'España, país de misión', 'Escuchar la Palabra, objetivo catecumenal', 'La incógnita Juan Pablo I', 'La renovación eclesial' o 'Se pedirá cuenta. Muerte y figura de Juan Pablo I'. Ha colaborado en 'Los comienzos de la fe', el libro europeo de catecumenado. Es autor de un conjunto de canciones que lleva por título Levantaré la tienda (1999).