La Guardia Suiza podría permitir mujeres tras más de 500 años

La Guardia Suiza podría permitir mujeres tras más de 500 años

La Guardia Suiza podría permitir mujeres tras más de 500 años

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - Después de más de cinco siglos protegiendo a los Sumos Pontífices, la Guardia Suiza podría abrir las filas del Ejército más pequeño del mundo a las mujeres, indicó el martes su comandante.

"Puedo imaginarlas para uno u otro rol. Ciertamente podemos pensar en esto", comentó al programa italiano de televisión "Studio Aperto" Daniel Anrig, quien asumió el cargo el año pasado.

Los comentarios de Anrig podrían representar un importante cambio en el futuro de la fuerza de elite, que actualmente está compuesta exclusivamente por hombres católicos de entre 19 y 30 años pertenecientes al Ejército suizo.

El predecesor de Anrig había argumentado que mezclar los sexos podría ser más problemático que valioso y que los estrechos cuarteles del Vaticano eran otra razón para excluir a las mujeres.

Ante la pregunta por las dificultades como los apretados cuarteles, Anrig respondió que "cualquier problema puede ser resuelto".

La Guardia Suiza fue fundada el 22 de enero de 1506, cuando 150 mercenarios suizos marcharon hacia Roma para servir bajo el mando del Papa Julio II, conocido como el "Papa guerrero".

Actualmente la guardia que protege al Papa Benedicto XVI está compuesta por cerca de 110 hombres.

Vestidos con llamativos uniformes a rayas, el papel de la guardia es principalmente simbólico y varios de sus miembros aún llevan consigo armas medievales como la alabarda, que es una mezcla de lanza y hacha de batalla.

El miércoles, el Vaticano realizará una ceremonia anual recordando a los 140 guardias que murieron en el saqueo de Roma del 5 de mayo de 1527. Los miembros que sobrevivieron salvaron la vida del Papa Clemente VII.