El terrorista capturado en Bombay dice que es paquistaní y acepta un abogado de oficio

  • Nueva Delhi, 23 mar (EFE).- El juicio por el ataque de noviembre de 2008 en Bombay (oeste de la India) comenzó hoy en una corte especial, ante la que el único terrorista capturado vivo se identificó como paquistaní, antes de aceptar la asistencia de un abogado de oficio.

Nueva Delhi, 23 mar (EFE).- El juicio por el ataque de noviembre de 2008 en Bombay (oeste de la India) comenzó hoy en una corte especial, ante la que el único terrorista capturado vivo se identificó como paquistaní, antes de aceptar la asistencia de un abogado de oficio.

El acusado Mohammed Ajmal Amir, alias "Kasab", que no ha contado con asistencia legal desde su arresto, confirmó al juez especial M.L. Tahilyani que ha recibido una copia de la acusación contra él, formulada en un pliego de cargos que supera los 11.000 folios.

El magistrado le preguntó si quería un abogado defensor, a lo que Kasab respondió requiriendo los servicios del letrado que lo representó el 27 de noviembre pasado, después de ser detenido, según la transcripción de la sesión difundida por la agencia PTI.

"Por lo que yo sé, ese día no tuvo un abogado. Si lo desea, podemos asignarle uno de oficio", sugirió el magistrado.

Kasab, quien está acusado de asesinato e intento de asesinato, guerra contra la India y otros cargos, aceptó la oferta del juez.

La breve sesión de hoy se celebró por vídeo conferencia, ya que la sala donde se desarrollará el juicio dentro de la prisión Arthur Road de Bombay en la que está encarcelado Kasab aún no está preparada.

El fiscal especial del caso, Ujwal Nikam, solicitó al magistrado que posponga las vistas hasta el próximo 13 de abril.

El Gobierno "nos ha comunicado por escrito que necesita al menos otras dos semanas para completar la construcción de la corte especial dentro de las instalaciones de la prisión", explicó el fiscal a la agencia IANS.

También comparecieron hoy ante el magistrado los otros dos detenidos por el atentado, los indios Fahim Ansari y Sabahuddin Ahmed, que presuntamente dieron apoyo logístico al comando que asaltó la ciudad portuaria india.

Fahim requirió al juez permiso para cambiar de abogado, que comparte con Ahmed, por lo que la decisión quedó pendiente de futuras consultas entre los dos acusados.

El paquistaní Kasab y los indios Ansari y Ahmed son los únicos detenidos en la India por el último atentado en la ciudad de Bombay, que causó la muerte de 179 personas entre el 26 y el 29 de noviembre de 2008.

Durante esos tres días, un comando compuesto por diez terroristas atacó dos hoteles, una estación de trenes, restaurantes, un centro de estudios judíos y otros objetivos de la capital financiera india.

La Policía india ha acusado del atentado al grupo cachemir con base en Pakistán Lashkar-e-Toiba (LeT).

En el pliego de cargos, que la Policía entregó a un tribunal de Bombay el pasado 25 de febrero, son 47 los acusados, lo que incluye a los nueve terroristas muertos en su enfrentamiento con las fuerzas de seguridad durante el asalto y a 35 "prófugos" paquistaníes.

Según los investigadores indios, se trata de miembros del LeT o personas "que apoyan sus objetivos" de anexión a Pakistán de la Cachemira india, que presuntamente ayudaron a organizar el atentado dando entrenamiento y apoyo logístico al comando terrorista.

Los investigadores aseguraron tener pruebas de que el comando que atentó en Bombay fue entrenado en Pakistán, aunque admitieron que no las han hallado de la implicación de los servicios secretos paquistaníes ISI (dependientes del Ejército), que la India denunció en su momento.

En una vista preliminar del caso ante una corte ordinaria de Bombay, celebrada el pasado día 9, el juez encargado desestimó la petición de los tres detenidos de recibir copia de la acusación en urdu, la lengua de Pakistán y de los musulmanes de la India, antes de referir el caso al tribunal especial encabezado por Tahilyani.

Junto a la investigación en la India, Pakistán abrió otra por el atentado que ha supuesto la detención de ocho personas, entre ellas el supuesto "cerebro" de la operación y comandante del LeT Zakiur Rehman Lakhvi, uno de los 35 "prófugos" del pliego indio.

El ataque a Bombay abrió una grave crisis en las relaciones entre las dos potencias nucleares del Sur de Asia, que han librado tres guerras desde su independencia en 1947, dos de ellas por el control de Cachemira.