Obama espera que la relación con Zapatero sea "incluso más fuerte"

  • Praga, 5 abr (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, confió hoy en que la "sólida relación" que mantiene con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, sea "incluso más fuerte" y aseguró que ya le puede llamar "mi amigo".

Praga, 5 abr (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, confió hoy en que la "sólida relación" que mantiene con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, sea "incluso más fuerte" y aseguró que ya le puede llamar "mi amigo".

Mientras los cámaras de televisión y los fotógrafos recogían las primeras imágenes de este encuentro y su primer apretón de manos a la entrada de la sala flanqueados por dos grandes banderas de España y de Estados Unidos, Obama valoró que Zapatero se tome "muy en serio" sus responsabilidades y la influencia de España en el mundo.

Hasta cuatro veces se estrecharon las manos en presencia de los reporteros gráficos e, incluso, Obama palmeó el hombro a Zapatero, ambos muy sonrientes.

Obama reconoció que ha disfrutado del trabajo de Zapatero durante los días en los que han coincido en Europa, tanto en la reunión del G-20 en Londres como en la asamblea de la ONU en Estrasburgo.

El presidente estadounidense dijo que Zapatero entiende bien, no sólo la "extraordinaria influencia" de España en el mundo, sino que también "se toma su responsabilidad con mucha seriedad".

"Estoy muy contento de poder llamarle mi amigo", agregó Obama, quien confió en que la "sólida" relación que mantienen los dos países "sea aún más fuerte".

Por su parte, Zapatero le recordó que para España se abre un nuevo tiempo en las relaciones con Estados Unidos y que el propósito del Gobierno, "porque es el deseo de mi país", es colaborar con Obama por un orden mundial de paz y más justo, por la lucha contra la pobreza y por dar a las futuras generaciones un tiempo mejor.

Tras la toma de imágenes, Obama y Zapatero entraron a una sala del Centro de Congresos donde abordarán asuntos como las relaciones bilaterales e internacionales, Oriente Próximo, América Latina, la crisis económica, el cambio climático, las energías renovables y el terrorismo internacional.

La reunión que, tal y como está previsto, durará alrededor de media hora, es la primera que ambos mandatarios mantienen y supone la normalización de las relaciones bilaterales al más alto nivel desde el enfriamiento que causó la decisión de Zapatero de retirar las tropas españolas de Irak con George W. Bush en la Casa Blanca.

Por parte española asisten a la entrevista el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; el director del gabinete del presidente, José Enrique Serrano; el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, y el director de la Oficina Económica, Javier Vallés.