Comienza el derribo de una iglesia china pese a semanas de movilizaciones

  • Las autoridades de la ciudad oriental china de Wenzhou comenzaron hoy las obras de demolición de una iglesia protestante de la ciudad haciendo caso omiso a semanas de protestas de los fieles de la comunidad, informó una asociación dedicada a la defensa de la libertado religiosa.

Pekín, 28 abr.- Las autoridades de la ciudad oriental china de Wenzhou comenzaron hoy las obras de demolición de una iglesia protestante de la ciudad haciendo caso omiso a semanas de protestas de los fieles de la comunidad, informó una asociación dedicada a la defensa de la libertado religiosa.

La demolición "dañará la ya de por sí escasa confianza entre millones de cristianos chinos y su Gobierno", señaló al respecto Bob Fu, presidente de la asociación China Aid, con sede en EEUU.

Imágenes difundidas por las redes sociales chinas muestran a varias excavadoras destruyendo hoy buena parte de la fachada de la iglesia de Sanjiang, pese a los esfuerzos de miles de feligreses por evitarlo desde principios de este mes.

Las protestas en Wenzhou, ciudad situada al sur de Shanghái que concentra a la mayor comunidad de cristianos protestantes de China, comenzaron en la primera semana de abril, cuando más de 5.000 fieles montaron guardia día y noche en la escalinata del recinto para defender su continuidad.

Tras cuatro días de concentraciones, los fieles obtuvieron la promesa de las autoridades de que el templo no sería demolido, pero a finales de la semana pasada se anunciaron los primeros preparativos para el derribo, por lo que se reanudaron las protestas.

La demolición fue ordenada, según la comunidad protestante de Wenzhou, por el secretario local del Partido Comunista de China, quien tras una visita oficial a la zona manifestó disgusto por la gran cruz que corona el templo, de reciente construcción.