Asenjo llama al ayuno en Cuaresma y a destinar la comida no consumida a los pobres

CÓRDOBA, 19 (EUROPA PRESS) El administrador apostólico de la Diócesis de Córdoba, Juan José Asenjo, pidió hoy a los católicos que, en la inmediata Cuaresma, recuperen con su "auténtico significado" la "práctica penitencial" del ayuno, como medio de purificación y de acercamiento a Dios, y que a la vez sean solidarios y destinen a los pobres la comida que no consumirán. A través de una carta pastoral a la que ha accedido Europa Press, Asenjo explicó que la practica voluntaria del ayuno "ayuda a mortificar nuestro egoísmo, a romper con los apegos que separan de Dios, a controlar apetitos desordenados y a ser más receptivos a la gracia de Dios", y también "permite también caer en la cuenta de la tristísima situación en que viven muchos hermanos, casi un tercio de la humanidad, que se ven forzados a ayunar como consecuencia de la injusta distribución de los bienes de la tierra y de la insolidaridad de los países desarrollados". Por ello, "desde la experiencia ascética del ayuno, y por amor a Dios", hay que acercarse a "los hermanos que padecen hambre, para compartir con ellos los bienes. Y no sólo aquellos que sobran, sino también aquellos que se estiman necesarios". De hecho, según recordó Asenjo, "en la antigüedad cristiana se daba a los pobres el producto del ayuno", mientras que en la actual coyuntura social, "consecuencia de la crisis económica", hay que "redescubrir y promover esta práctica penitencial de la primitiva Iglesia". En consecuencia, Asenjo pidió "a las comunidades cristianas de la Diócesis, a los sacerdotes, consagrados, seminaristas y laicos que, junto a las prácticas cuaresmales tradicionales, de la oración, la escucha de la palabra de Dios, la mortificación y la limosna, intensifiquen el ayuno personal y comunitario, destinando a los pobres, a través de Cáritas, aquellas cantidades que gracias al ayuno se puedan recoger".