La Basílica de la Virgen cifra en 26.000 los valencianos que participaron en el besamano público

VALENCIA, 21 (EUROPA PRESS)

La Basílica de la Virgen de los Desamparados cerró anoche sus puertas a las 23.50 horas tras pasar el último de los participantes en el besamano público a la patrona de Valencia, señaló el rector, Juan Bautista Antón, que cifró el número de fieles en más de 26.000, según informaron fuentes del Arzobispado en un comunicado.

El rector detalló, entre otras anécdotas de la jornada, que un matrimonio "vino caminando con su hijo de seis años desde un pueblo distante a ocho kilómetros de la capital valenciana en señal de agradecimiento a la patrona, a la que habían pedido su intercesión el pasado año en el besamano porque su hijo sufría de leucemia y este año el pequeño ha sanado".

Según Bautista Antón, la participación ha sido "multitudinaria, mayor incluso que otros años, dado que las 25.000 estampas del Padre Jofré que se distribuían a cada participante se agotaron horas antes del final del besamano".

Igualmente, el rector destacó el "extraordinario comportamiento y devoción de todos" e hizo hincapié en la "cada vez más numerosa participación de niños y jóvenes", precisó.

Este año, el besamano, que se ha realizado en su séptima edición, incorporó como novedad la oración del Rosario y de otras oraciones cristianas, leídas desde el presbiterio por integrantes de la Corte de Honor de la Virgen y de la Hermandad de Seguidores de la Virgen.

Los primeros fieles en acudir a la Basílica lo hicieron ayer a las 6.00 horas, una antes de la apertura de sus puertas, momento en el que "ya había un centenar de personas esperando", según fuentes de la Basílica.