Los franciscanos celebran 800 años de su fundación y de presencia en Tierra Santa

JERUSALÉN, 10 (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Darío Chimeno)

Los franciscanos celebran este año el VIII centenario de la fundación de la orden religiosa y de presencia en Tierra Santa, coincidiendo con la visita del Papa.

La custodia de Tierra Santa en Jerusalén se prepara con ilusión para recibir mañana a Benedicto XVI, según dijo a Europa Press el Padre Emilio Barcena, franciscano vicario de la custodia en Jerusalén.

Barcena, quien lleva más de 60 años en Tierra Santa, explicó que más de 330 religiosos de esta orden custodian los lugares más santos para la cristiandad, repartidos en Egipto, Irak, Israel, Palestina y Siria.

Según el religioso, "la orden está presente desde hace casi ocho siglos, mucho antes de que se establecieran las diócesis actuales". "Estamos encantados de servir a la Iglesia y todos los cristianos que peregrinan", agregó.

La orden franciscana fue fundada en 1209 y consta que pocos años después Francisco de Asís estuvo en Tierra Santa para atender a los más pobres e interceder por los cristianos ante el poder de los musulmanes.

En 1242, el Papa concedió a los franciscanos mediante una bula el privilegio de custodiar y velar por los lugares santos. Desde entonces, esta orden no se ha retirado de ninguno de los santos lugares, asistiendo a los peregrinos cristianos y protegiendo a los más desfavorecidos.

Además, los religiosos fueron recuperando otros lugares que estaban abandonados para las peregrinaciones cristianas, como es el caso de Cafarnaúm en Galilea, a finales del siglo XVIII.

Benedicto XVI celebrará el próximo martes la Misa en Getsemaní, en el Huerto de los Olivos, donde la tradición señala que Jesús fue detenido por los judíos, antes de su crucifixión. Se trata de una iglesia mantenida y guardada por los franciscanos.

Al día siguiente también oficiará una misa en la Basílica de Belén, que pertenece a la Custodia Franciscana, mientras que el jueves celebrará otra en Nazaret, en la Iglesia del Monte del Precipicio, que también tiene presencia franciscana. El Papa comerá ese día con la comunidad de franciscanos en Nazaret.