5.000 personas realizan el Vía Crucis en Ávila sin Cristo de los Ajusticiados por la lluvia

  • Ávila, 10 abr (EFE).- Alrededor de 5.000 personas han desafiado esta madrugada a la lluvia para salir en el Vía Crucis de Penitencia que organiza el Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz y que cada Viernes Santo recorre los 2,5 kilómetros del perímetro amurallado de Ávila.

5.000 personas realizan el Vía Crucis en Ávila sin Cristo de los Ajusticiados por la lluvia

5.000 personas realizan el Vía Crucis en Ávila sin Cristo de los Ajusticiados por la lluvia

Ávila, 10 abr (EFE).- Alrededor de 5.000 personas han desafiado esta madrugada a la lluvia para salir en el Vía Crucis de Penitencia que organiza el Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz y que cada Viernes Santo recorre los 2,5 kilómetros del perímetro amurallado de Ávila.

La intensa lluvia caída en la capital abulense esta pasada madrugada ha impedido que por primera vez en los últimos veinte años la imagen del Santísimo Cristo de los Ajusticiados, que tradicionalmente preside la procesión, haya salido.

La comitiva ha partido de la Catedral del Salvador a las 5,30 de la mañana y ha llegado al principal templo de la ciudad dos horas más tarde, después de rememorar la Pasión y Muerte de Jesucristo, relatada en las quince estaciones del recorrido.

Cada una de ellas estaba marcada por grandes cruces de madera ubicadas junto a la muralla, sobre la cual se proyectaba su sombra en la fría noche de Ávila, que ha obligado a los fieles a realizar el recorrido penitencial muy abrigados y en la mayoría de los casos con paraguas.

Entre ellos figuraba el obispo de la Diócesis, Jesús García Burillo, que como cada año ha participado en este Vía Crucis de Penitencia.

El Santísimo Cristo de los Ajusticiados (anónima, siglo XVI), una de las tallas más veneradas de la Semana Santa abulense, que ayer por la noche si pudo salir en la procesión de Los Pasos, cerrando la misma, hoy ha tenido que permanecer a cubierto en la Catedral de Ávila durante el Vía Crucis.

La imagen recibe su nombre por su vinculación con los presos, aunque en sus orígenes se denominó Cristo de la Buena Muerte, debido al rostro sereno de Jesucristo.

En el siglo XVI, los cofrades de la Hermandad de la Vera Cruz, la más antigua de Ávila, acompañaban con esta imagen a los reos durante sus últimas horas de vida, se encargaban de cumplir con su última voluntad y le daban sepultura cristiana.

Siglos después, en 1953, el Patronato de la Santa Vera Cruz y el Consejo Diocesano de Jóvenes de Acción Católica, impulsores del Vía Crucis de Penitencia a partir de 1935, solicitaron a las autoridades civiles un acto de perdón.

A través del mismo, la imagen del Cristo de los Ajusticiados pudo conceder el perdón a uno de los presos recluidos en la antigua cárcel de Ávila, donde la procesión realizaba una de sus paradas.

Esta talla se encuentra expuesta a lo largo del año para el culto de los fieles en la Ermita del Humilladero, situada junto a la basílica románica de San Vicente.

Coincidiendo con la finalización del Vía Crucis de Penitencia, en la plaza de la Catedral, ha comenzado a nevar ligeramente, hecho que han aprovechado muchos de los asistentes para entrar en calor degustando el tradicional chocolate con churros y porras en los bares de la ciudad.

Esta procesión ha sido transmitida en directo, por tercer año consecutivo para toda España, por la Cadena COPE.