Asenjo opina que las cofradías "no están politizando" y califica de "coherente" su determinación

CÓRDOBA, 23 (EUROPA PRESS) El administrador apostólico de la Diócesis de Córdoba y arzobispo coadjutor de Sevilla, Juan José Asenjo, afirmó hoy que las cofradías "no están politizando el tema del aborto" y calificó de "coherente" su determinación, por lo que aseguró que no será él quien "la inhiba, la prohíba o quien la obstaculice". En declaraciones a los periodistas, Asenjo respondió así sobre el hecho de que las cofradías cordobesas, como muestra de su expreso rechazo a la prevista reforma de la Ley del Aborto, defenderán colocando lazos blancos en los palios o cruces de guía de los pasos de Semana Santa "el derecho a la vida de toda persona --desde la concepción a su muerte natural-- como valor supremo". Al respecto añadió que "las cofradías no están politizando este tema, en todo caso serán otras instancias quienes politizan". Precisó que "ellos no van contra nada y contra nadie, su posicionamiento, su iniciativa es un sí a la vida en todas sus fases, desde la concepción, donde nosotros estamos convencidos de que hay un ser humano, hasta su ocaso natural". Explicó que esta iniciativa se inscribe dentro de una iniciativa más amplia, en la que la Conferencia Episcopal declaró 2009 año de oración por la vida. En este sentido, señaló que en "las diócesis, las parroquias y las casas religiosas están surgiendo hábitos concretos de oración por la vida". De este modo, subrayó que "la iniciativa que han tomado las cofradías y hermandades se inscribe dentro de esta preocupación en la defensa de la vida en todas sus fases, que no se limita simplemente al tema del aborto y la eutanasia, sino también a la defensa de la vida en otros momentos, como por ejemplo en que disminuyan los accidentes laborales, consecuencia de un liberalismo económico sin entrañas". Al respecto se refirió también por ejemplo a la importancia de hablar de la violencia doméstica, el terrorismo, los accidentes de tráfico y de todas las agresiones que en estos momentos sufre la sociedad. Así, aclaró que "no se trata de ir contra nada ni contra nadie, sino de proclamar el evangelio de la vida y la dignidad suprema de la persona humana, desde su concepción hasta su ocaso natural". Preguntado por si los políticos caerían en un error si dejaran de asistir a los desfiles procesionales como protesta por esta postura de las cofradías, respondió que "probablemente sí se equivocarían" porque insistió en que "la iniciativa de las cofradías es simplemente proclamar la dignidad suprema de la persona humana". Manifestó que "en muchas ocasiones nos hemos quejado de que los católicos han estado demasiado silenciosos, de que el catolicismo español tiene un déficit importante de presencia confesante de los católicos en la vida pública y la determinación que han tomado, que ha sido además iniciativa suya, es absolutamente coherente". Asenjo hizo estas declaraciones en el comienzo de la XIV Semana de la Familia que se celebra en Córdoba, donde defendió la idea de que "los padres son los primeros responsables de la educación religiosa y moral de sus hijos". Subrayó que "los padres no pueden dimitir de esa obligación prioritaria, que les corresponde a ellos antes que a ninguna otra institución, sea el Estado e incluso la Iglesia". "Antes que la Iglesia -añadió-- les corresponde a los padres la educación religiosa y moral, de acuerdo con sus propias convicciones". Por otro lado, Asenjo destacó la necesidad de hacer un "uso correcto de los medios de comunicación social" para no ser mal informados o manipulados por ellos.