Braulio Rodríguez pide respeto para la Iglesia Católica al igual que ésta respeta a otras creencias

VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS)

El arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez Plaza, pidió a los feligreses que se congregaron en la Catedral durante la Misa de Domingo de Resurrección que vivan su fe para que sea "respetada" al igual que la Iglesia Católica respeta a otras creencias.

Así lo reclamó Braulio Rodríguez durante la homilía de hoy mientras que añadió que la creencia católica "no es una ideología" sino "una forma de existencia" por lo que destacó la necesidad de renovar la fe para no perderla "por el camino de la vida".

Las palabras del arzobispo giraron en torno a la primera frase que dijo Jesús tras resucitar, "la paz sea con vosotros", que señala, según Braulio Rodríguez, no sólo un saludo de la época sino también "el deseo de paz del Señor". "¿Sabemos lo que significa?", se preguntó el prelado.

En este sentido, Rodríguez recordó que la fuente de la que se alimenta la paz "nace en el paraíso" mientras que comentó que Dios había colocado en los corazones de los hombres "ese deseo de paz nunca conseguida".

Antes de la misa de Resurrección, los actos procesionales comenzaron sobre las 11.00 horas en la Iglesia de San Benito desde donde partió la Cofradía del Santo Sepulcro y representaciones de las distintas hermandades acompañados por los pasos 'Virgen de la Alegría' y 'Santo Sepulcro Vacío'.

Con un intenso olor a incienso y la compañía de agentes de la Policía Nacional que desfilaban junto a la 'Virgen de la Alegría', la marcha procesional se dirigió a la Catedral por varias calles del centro de Valladolid a través de las cuales se iba uniendo más gente a la procesión.

A la misma hora salió del convento de Porta Coeli la Cofradía de Nuesto Padre Jesús Resucitado con el paso del mismo nombre, realizado Ricardo Flecha en 1994, que se dirigió también a la Catedral vallisoletana donde los cofrades, tras un gran esfuerzo, consiguieron introducir el paso.

Ambas cofradías dirigieron sus pasos hasta la Catedral donde a las 11.30 horas el arzobispo, Braulio Rodríguez, presidió una Misa Solemne. Posteriormente, las cofradías, junto a representantes de otras hermandades vallisoletanas, se dirigieron hasta la plaza Mayor, donde se realizó un acto de oración en la que el prelado de Valladolid impartió la Bendición Apostólica a todos los asistentes y cofrades, a los que agradeció su participación en la Semana de Pasión.