Cristina Iglesias, escultora de prestigio internacional, enriquecerá Toledo con una obra de cuatro piezas sobre el agua

TOLEDO, 27 (EUROPA PRESS) La escultora vasca Cristina Iglesias, cuya producción escultórica ha alcanzado prestigio y fama internacionales, aterriza en Toledo gracias a un protocolo por el que el Ayuntamiento se compromete a buscar patrocinadores que hagan posible un futuro proyecto escultórico de la artista, con el que enriquecerá cuatro rincones de la ciudad con una obra conformada por cuatro piezas que girarán en torno a una temática común: el agua y el simbolismo que entraña el río Tajo, a través de los tiempos, en la ciudad de Toledo. En rueda de prensa, celebrada en el Ayuntamiento de Toledo, Cristina Iglesias estuvo acompañada del alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; del co-director de la británica Fundación ArtAngel, James Lingwood, responsable de la iniciativa, y del presidente de la Real Fundación de Toledo, Gregorio Marañón. En la misma, la afamada escultora explicó que el proyecto de la obra se encuentra en un estado "muy avanzado", agradeciendo la colaboración y recomendaciones del arquitecto, Jesús Corroto, durante su trabajo de campo. Señaló que su discurso artístico "relaciona muchas veces la ciudad con el paisaje", por eso eligió Toledo, explica, "una ciudad muy rica y llena de historia a la que se le añaden las condiciones geográficas". El proyecto aborda una escultura, en la que utilizará "piedra, hierro, agua y luz, y lo más importante, vida y respiración", de cuatro partes. Cada pieza ocupará un lugar de la ciudad; en la Fábrica de Armas, en el entorno del río, por el Puente de la Cava, en un rincón "emblemático" de San Pedro Mártir, para el que se está intentando negociar con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), y en la Plaza del Ayuntamiento, conformando "una nueva ruta" con un denominador común e hilo conductor: el agua. El proyecto surgió de la iniciativa de ArtAngel, que propuso a la artista vasca llevar a cabo un proyecto en la ciudad del mundo que ella decidiese. "Ella no dudó en elegir Toledo", explicó el co-director de dicha Fundación, James Lingwood. De este modo, se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Toledo y con la Real Fundación de Toledo, que en seguida expresaron su especial interés por el proyecto. Por su parte, Gregorio Marañón aseguró que desde la Real Fundación de Toledo no se dudó ni un momento en acoger este proyecto, "que fue una buenísima noticia" debido a la reputación y prestigio de la obra de Cristina Iglesias. FUERZA MAGNÉTICA DE TOLEDO Del mismo modo, el co-director de la Fundación ArtAngel, institución no lucrativa cuya misión es producir arte y apoyar el fomento y la imaginación de los mejores artistas, definió la "fuerza magnética e inevitable de este magnífico lugar", con la que comprendió la elección de la escultora vasca. En este sentido, Lingwood, que ya tuvo la oportunidad de trabajar con otro artista español, el madrileño Juan Muñoz, subrayó que con este proyecto de obra contemporánea que se integraría en la ciudad de Toledo, "queremos ofrecer una razón especial más a la gente para que decida venir a visitar Toledo", ya que "esperamos poder hacer un proyecto que fascine a la gente y con el que puedan disfrutar". Con estas razones, confió en llegar "al mejor acuerdo" con la Real Fundación y el Ayuntamiento de Toledo para poder hacer viable dicho proyecto. Para ello, ambas instituciones deberán ponerse a trabajar en buscar patrocinios que hagan posible la viabilidad del mismo. Finalmente, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, explicó que le cautivó el proyecto de Cristina Iglesias por dos razones. En primer lugar, porque su obra realzará la seña de identidad de la ciudad, que es el agua, ya que "ha detectado mucho mejor que muchos toledanos la importancia y trascendencia del río Tajo para esta ciudad". De otro lado, puso de relieve su categoría profesional, porque "mucha gente piensa que Toledo tiene que tener obras suyas", sin embargo "ella dijo que le imponía Toledo, y que trabajar aquí tenía que ser parte indispensable de su obra. Asimismo, el primer edil toledano puso de relieve la "ambición histórica" de la ciudad, y destacó la apuesta de su equipo de Gobierno por fomentar el arte contemporáneo, "y dejar una huella en la ciudad de nuestro tiempo", concluyó.