El Cristo gótico del Espíritu Santo abre los desfiles procesionales de Zamora

  • Zamora, 3 abr (EFE).- El Cristo de estilo gótico de uno de los barrios de Zamora, sacado en andas en la procesión del Espíritu Santo, abre esta noche los desfiles procesionales de la Semana Santa de Zamora, que está declarada de interés turístico internacional.

Miles de personas acuden a la primera procesión de la Semana Santa de Medina del Campo

Miles de personas acuden a la primera procesión de la Semana Santa de Medina del Campo

Zamora, 3 abr (EFE).- El Cristo de estilo gótico de uno de los barrios de Zamora, sacado en andas en la procesión del Espíritu Santo, abre esta noche los desfiles procesionales de la Semana Santa de Zamora, que está declarada de interés turístico internacional.

La imagen del Crucificado del Espíritu Santo, que se guarda en la iglesia del mismo nombre, está acompañada por más de 800 cofrades que desfilan en procesión vestidos con túnica y capucha de estameña blanca, de estilo monjil, han informado a Efe fuentes de la hermandad penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo.

La procesión, que desfiló por primera vez en el año 1975, al año siguiente de la fundación de la cofradía, es el primero de los 17 desfiles programados en la Semana Santa de Zamora.

La imagen que da nombre a la hermandad fue encontrada por casualidad durante unas obras de reforma acometidas en la iglesia del Espíritu Santo de Zamora en el año 1963.

La talla, del siglo XV, apareció emparedada en uno de los muros del templo, mutilada y sin cruz, por lo que tuvo que ser sometida a un proceso de restauración a cargo de Julián Román y Fernando Núñez.

Además de este crucificado, en la procesión son portados a hombros un gran incensario y una campana que tañe a muerto durante el desfile procesional.

Junto al encordar de la campana, otro de los sonidos característicos de esta hermandad penitencial es el de las carracas que portan algunos de los cofrades.

Del mismo modo, en la procesión desfilan los hermanos del coro de la cofradía, que a lo largo del recorrido entonan a capella el himno del "Crux Fidelis" y el motete "Christus Factus Est".

Uno de los momentos más emotivos de la procesión se produce a la llegada a la Catedral, donde se celebra un acto de oración en el atrio del templo y se entona el "Christus Factus Est" antes de continuar la marcha hacia el templo de salida.

El desfile, que discurre por una veintena de calles y plazas y se prolonga hasta pasada la media noche, es seguido por miles de zamoranos y turistas que no quieren perderse la procesión del Viernes de Dolores.

Las procesiones de Zamora continúan mañana con el desfile de la hermandad penitencial de Nuestro Señor Jesús, Luz y Vida, el último en incorporarse a la Semana Santa de Zamora, hace ahora 20 años.