García-Page expresa su respeto sobre la decisión de la Junta de Cofradías de Toledo de no portar lazos blancos

TOLEDO, 26 (EUROPA PRESS) El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, expresó hoy su solidaridad y respeto hacia la decisión de la Junta de Cofradías de Toledo de sumarse a la campaña de la Conferencia Episcopal en defensa de la vida, a pesar de su rechazo a portar lazos blancos en los palios o cruces de guía de los pasos de Semana Santa, para que ésta se desarrolle con la misma naturalidad de siempre. A preguntas de los medios, García-Page aseguró que "si hubieran decidido otra cosa también la respetaríamos, porque creo que todo el mundo en este país tiene derecho a opinar, y no hay que ver con mentalidad crítica a aquellos que decidan oponerse a un Gobierno, ni siquiera el mío". En este sentido, reconoció haber conversado con los miembros de la Junta de Cofradías de Toledo, a los que les expresó su opinión sobre el tema y les trasmitió su respeto sobre cualquier decisión que tomasen durante la reunión. Lejos de polémicas, García-Page aseguró que Toledo tiene por delante "una magnífica Semana Santa", en la que habrá "una explosión de presencia ciudadana y de vivencia en la calle". Por eso, "me gustaría que este año agrandemos un poco más nuestro orgullo por la Semana Santa toledana, que año a año va creciendo, ya que eso, al final, no depende ni del Ayuntamiento ni del alcalde, sino de que empujemos todos en esa dirección". La consecución de este logro, prosiguió el alcalde, dependerá del esfuerzo "sereno y tranquilo" de cientos de cofrades y hermandades que "silenciosamente" trabajan durante el año "para que brille la Semana Santa y para que la podamos disfrutar como una ceremonia que supera por completo el ámbito estrictamente religioso, en muchas ocasiones", refiriéndose al carácter cultural de la misma.