Indultado un preso de Logroño a petición de la Cofradía de las Siete Palabras

  • Logroño, 9 abr (EFE).- Un joven de 29 años recluso de la prisión de Logroño, recibió hoy el indulto en la procesión del Cristo Yacente, protagonizada por la Cofradía de las Siete Palabras y el Silencio, que solicitó esta medida de gracia.

Once "picaos" se flagelan en una procesión de La Rioja ante unas seis mil personas

Once "picaos" se flagelan en una procesión de La Rioja ante unas seis mil personas

Logroño, 9 abr (EFE).- Un joven de 29 años recluso de la prisión de Logroño, recibió hoy el indulto en la procesión del Cristo Yacente, protagonizada por la Cofradía de las Siete Palabras y el Silencio, que solicitó esta medida de gracia.

En presencia de centenares de personas, el indultado salió esta noche del Palacio de Justicia de La Rioja vestido con el hábito de la Cofradía, túnica y capirote verde, y que se distinguió del resto de los cofrades porque no lleva la capa blanca.

Su indulto se materializó en el momento en el que un miembro de la Cofradía le entregó dos claveles y el pergamino a las puertas del Palacio de Justicia.

Este pergamino es el de la solicitud de puesta en libertad del interna, una vez aprobado el indulto por el Consejo de Ministros el pasado día 3 de abril.

El indultado responde a las iniciales de E.J.V.; es vecino de Logroño y cumplía desde 2005 una condena de siete años por un delito de lesiones, según explicó a EFE el hermano mayor de la Cofradía, José Antonio Cantabrana.

Actualmente, este reo disfrutaba de un régimen de tercer grado y era controlado mediante una pulsera telemática.

Antes de reiniciarse la procesión, el indultado escuchó las palabras de un cofrade, quien le transmitió el "cariño" de la Cofradía, que solicitó, dijo, este indulto, por su "buen comportamiento".

El indultado continuó y terminó la procesión tras la imagen del Cristo Yacente, a la que acompañaron siete cruces de madera, una por cada palabra que pronunció Jesús antes de morir en la cruz.

Cantabrana recordó que esta Cofradía, desde 1997, tiene el privilegio de indultar a un interno de la prisión de Logroño, lo que siempre se ha logrado, excepto en 1998, en el que el indulto se concedió para el Día de Navidad, no en Semana Santa; y en 1999, año en el que no fue concedida esa solicitud.