La Hermandad de Cruzados de la Fe ultima su procesión con miedo de que el mal tiempo lo impida

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

"Mirando al cielo" y temerosa de que sea un día lluvioso se ha despertado esta mañana Angelines, la dama de la Hermandad de Cruzados de la Fe, que integra a la Cofradía del Silencio y a la del Santísimo Cristo. Este Viernes Santo a las 19.00 horas le toca a su hermandad exhibir por el madrileño barrio de las Letras su procesión del Silencio y el tiempo amenaza con que las tallas puedan quedarse dentro de la Iglesia del Santísimo Cristo de la Fe.

Desde el mes de enero, todos los integrantes de la hermandad llevan preparando la jornada de hoy con "mucho empeño y devoción" y sería una "faena" que el esfuerzo de "los chicos y chicas" quedara en balde porque uno de los pasos, el de la talla de Nuestra Señora de los Dolores, lo llevan 32 costaleras a sus hombros. "No se puede cambiar de día", se lamentó.

Frente a las imágenes y el grupo de damas que guardan "luto" a la muerte de Cristo en la cruz, el tesorero de la hermandad, José Manuel Morena, aseguró en declaraciones a Europa Press que "si el tiempo no lo impide" saldrán a hacer un recorrido que calificó como "muy bonito" y cantarán frente al convento de las Madres Trinitarias un canto "muy hermoso".

"Si el tiempo no lo impide, que los madrileños vengan a verlo porque llevamos una agrupación musical espectacular. El paso del señor es espectacular y cómo llevan las hermanas de la hermandad la talla es una gozada verlo", indicó.

A las 19.00 horas y desde la Iglesia del Santísimo Cristo de la Fe, la procesión del Silencio pasará por la calle Atocha, la plaza de Santa Ana, la estación en el convento de San Ildefonso de las Madres Trinitarias y la costanilla de los Desamparados.

Por otro lado, sobre el conflicto que ha habido en algunas cofradías por el hecho de llevar un crespón blanco que simbolice la defensa de la vida en contra del aborto, Morena aseveró que "en Madrid no ha habido ningún conflicto" ya que el Consejo de Hermandades y Cofradías "tomo como decisión por unanimidad" dar un "sí rotundo a la vida" y portar en todas las procesiones un lazo blanco que simbolice su "sí a la vida".