Las órdenes religiosas irlandesas aceptan dar más a las víctimas

DUBLÍN (Reuters) - Varias órdenes irlandesas dijeron el miércoles que van a aceptar la petición del Gobierno de aumentar las compensaciones a las víctimas de abusos físicos y sexuales que estuvieron en instituciones administradas por estas órdenes.

El primer ministro, Brian Cowen, había dicho que las órdenes tenían una "responsabilidad moral" de incrementar los fondos para miles de víctimas tras un duro informe que dio a conocer los abusos endémicos en la ya extinta red de reformatorios y escuelas industriales.

"Admitimos la necesidad vital de encontrar nuevos modos de afrontar el extremo dolor que siente tanta gente y haremos el mayor esfuerzo", dijeron las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad en un comunicado. Otras órdenes también aceptaron responder.

Según un acuerdo alcanzado en 2002, el total de la contribución de las órdenes religiosas a un plan de compensación para las víctimas se situó en un tope de 127 millones de euros. Ahora se espera que el total del fondo alcance los1.000 millones de euros.

Las 18 órdenes afectadas se negaron en un principio a reabrir el acuerdo, pero han acabado cediendo ante el aumento de la presión por parte de la opinión pública, los políticos y dirigentes eclesiásticos, incluyendo el arzobispo de la Iglesia católica en Irlanda, cardenal Sean Brady.

Los abusos sistemáticos revelados por el informe que investigaba los abusos en las instituciones dirigidas por estas órdenes entre la década de 1930 y los 70 han conmocionado al país, uno de los más católicos del mundo, además de dañar la autoridad moral de la Iglesia en Irlanda, ya afectada por escándalos de abusos sexuales de algunos curas.

Las Oblatas de María Inmaculada también dijeron que responderán de manera positiva a las propuestas de Cowen. Esta orden dirigía el reformatorio Daingean, en el centro del país, que según el informe era una institución anárquica, en la que se propinaban "palizas rituales".

Las Hermanas de la Misericordia y las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad aceptaron hablar sobre el informe, en el que no se menciona a un solo agresor tras una demanda de la poderosa orden de los Hermanos Cristianos.

Estos fueron los primeros que respondieron esta semana, ya que el martes señalaron que aceptarán revisar cuánto van a pagar.

"Estoy animado por la respuesta hasta ahora de los Hermanos Cristianos, por los sondeos de lo que estamos oyendo de otras órdenes religiosas", dijo el miércoles el ministro de Defensa, Willie O'Dea. "Estamos seguros de que cumplirán sus obligaciones".