León vive mañana la versión más profana de la Semana Santa con la procesión de Genarín

LEON, 8 (EUROPA PRESS)

La Semana Santa de León vivirá mañana Jueves Santo su versión más profana con la Procesión de Genarín, una arraigada tradición que cada año reúne a miles de leoneses y visitantes llegados desde toda España, a pesar de que este acto no aparece en el programa oficial de fiestas.

En la noche del Jueves Santo los miembros de la Cofradía de Nuestro Padre Genarín honran a su patrón con una procesión que recorre las calles del casco antiguo de la ciudad alejada en todo momento de cualquier celebración religiosa.

Esta procesión conmemora la muerte de Genaro, pellejero de profesión y vividor por vocación que murió atropellado allá por los años 20 del pasado siglo por el primer camión de la basura que hubo en la ciudad mientras orinaba a los pies de la muralla.

Cada año una legión de unos cientos de fervorosos de este 'santo' borracho procesionan con la imagen de Genaro que lleva a sus pies dos hermosas cubas de orujo hasta llegar al fatídico lugar donde el personaje perdió la vida.

Durante el recorrido se corean gritos como 'Genarín valiente, queremos aguardiente' o 'Genaro si te estrujo saco buen orujo'.

Una vez allí uno de los hermanos de la Cofradía se encarama por las paredes de la muralla para depositar, como es tradición una rosca de pan, queso, una botella de orujo y unas naranjas, mientras se leen unos versos en honor del "patrón" escritos por un famoso poeta leonés.

Estos versos dicen así: 'Y antes de ser declamadas para gloria de este mundo/ siguiéndote en tus costumbres, pues nunca ganasteis lujos/ Bebamos a tu memoria una copina de orujo/ Que fue lo que más chupaste antes de ser difunto'.