Más de 20.000 tambores y bombos romperán la hora esta noche en el Bajo Aragón

TERUEL, 9 (EUROPA PRESS)

Más de 20.000 tambores y bombos romperán la hora esta noche en el Bajo Aragón, haciendo que tiemble la tierra de estas localidades incluidas en la Ruta del Tambor y del Bombo. En siete de las nueve localidades incluidas en esta Ruta, hoy se romperá el silencio, anunciando que Jesús ha muerto. Se cumplirá así la tradición más llamativa de la Semana Santa bajoaragonesa.

Los vecinos, de la zona, aseguran que "es un momento impresionante, sobrecoge ver que a la bajada del palillo, todos los bombos y tambores en silencio, empiezan a sonar, a romper la hora, ese mismo instante es sobrecogedor, por mucho que se intente explicar hay que verlo", como asegura un vecino de Alcorisa.

También la alcaldesa de La Puebla de Híjar, Juana Barreras, califica este momento como "impresionante", puesto que según relata "son unos minutos culminantes en los que se te pone la piel de gallina", así que ella recomienda que "es un sentimiento que hay que vivirlo".

La rompida de la hora es una costumbre que se remonta al siglo XIX y que, cuando se alcanza la media noche celebran Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, la Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urréa de Gaén. Son siete de los nueve municipios que forma la Ruta del Tambor y del Bombo, ya que en Alcañiz no se rompe la hora. En este caso, hoy sale la procesión de la 'Hermandad del Silencio', mientras que en Calanda, la rompida de la hora tiene lugar a las 12.00 horas del Viernes Santo. Este año, será el cantante Luis Eduardo Aute quien se encargue de romper la hora.

A pesar de que el sonido del tambor y del bombo es común a todas las localidades de la Ruta del Tambor y del Bombo, cada uno de los pueblos tiene sus peculiaridades: en Calanda la rompida de la hora es el Viernes Santo, La Puebla de Híjar es el único lugar donde se rompe la hora sin túnicas, lo que hace que todo el mundo que tenga un tambor o un bombo se anime a participar, tal y como explicó su alcaldesa, Juana Barreras, quien afirma que "más de 3.000 personas se dan cita en la Plaza, y cada año va a más porque se rompe la hora sin túnica, es el único pueblo, por lo que hace que la gente pueda participar en este acto".

En Andorra tras la rompida, se lleva a cabo una procesión con antorchas hasta la ermita de San Macario en la que participan los 11 pasos de la localidad. En Alcañiz, el día grande es el Viernes Santo, cuando tras la procesión de la Virgen de la Soledad, los alcañizanos, sin túnicas, tocan los tambores por la noche, y el broche final lo pone el domingo la procesión de las palometas.

Lo más destacado en el caso de Alcorisa es la representación en el Monte Calvario, del Drama de la Cruz. Más de dos horas de representación en las que más de 300 vecinos, ataviados como centuriones romanos, judíos y mercaderes escenifican la pasión y muerte de Cristo. Un evento que el año pasado atrajo a más de 7.500 personas.

SEMANA SANTA TERUEL

A pesar de que la Semana Santa del Bajo Aragón es más conocida que la de la capital, la de Teruel tampoco pasa desapercibida, sobre todo después de que haya sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. En este caso, a los bombos y tambores, hay que sumar las cornetas y matracas. Además, el sonido de tambores es diferente, pero hay que tener buen oído para distinguirlos.

Lo más destacado de la Semana Santa en Teruel es la procesión de la madrugada del Viernes Santo, la procesión de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza, en la que se liberará a un preso de la cárcel, indultado por el Consejo de Ministros.

Además destaca, por su seguimiento y participación, la procesión general del Viernes Santo, a partir de las 19.30 horas por las calles del Centro en la que participan las 8 cofradías de la ciudad con sus 14 pasos.