Osoro pernoctara en la víspera de su llegada en el colegio Jesús María, siguiendo una tradición del siglo XVI

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

Monseñor Carlos Osoro, que tomará posesión como Arzobispo de Valencia el próximo sábado en la Catedral de la ciudad, pernoctará la víspera en el Colegio Jesús-María, regido por religiosas de la congregación del mismo nombre, siguiendo una tradición que se remonta al siglo XVI, iniciada por Santo Tomás de Villanueva, según informaron fuentes de la Archidiócesis en un comunicado.

El centro docente está edificado sobre el emplazamiento de un antiguo convento agustino, en cuya orden ingresó Santo Tomás en 1516. Allí se hospedó el santo antes de tomar posesión de su cargo como Arzobispo de Valencia en 1544.

Al morir, quiso ser enterrado en la capilla del convento, donde sus restos fueron venerados. Desde entonces, "es tradicional que los arzobispos de Valencia se hospeden en este edificio, denominado del 'Socós', antes de su entrada oficial en la ciudad", según indicaron las mismas fuentes.

En el colegio Jesús-María, en donde monseñor Osoro tiene prevista su llegada a las 17.30 horas de mañana, el prelado presidirá la celebración de unas vísperas solemnes en la capilla de Nuestra Señora del Socorro, a las 18.00 horas.

En la ceremonia participará el cardenal Agustín García-Gasco junto a miembros del Cabildo de la Catedral de Valencia, del Consejo Episcopal, del Colegio de Consultores, de la Vicaría de Evangelización, de los Consejos diocesanos de Economía y de Asuntos Jurídicos, así como del Consejo Diocesano de Pastoral.

Además, asistirán representes de la Facultad de Teología, del Seminario Metropolitano y de los Colegios del Corpus Christi y de la 'Presentación y Santo Tomás', de la Universidad Católica de Valencia, el Instituto de Estudios Canónicos, el Pontificio Instituto Juan Pablo II, de la Fundación San Vicente Mártir, junto a personal de la curia administrativa y judicial, el Foro de Laicos, la junta directiva de la Confederación de Religiosos Confer y de Cedis, y religiosas de la comunidad y algunos miembros de la comunidad educativa del centro.

Las religiosas de Jesús-María, que llegaron a Valencia en 1873, adquirieron en 1877 el antiguo convento de agustinos del 'Socós', actual emplazamiento del colegio, ubicado en la Gran Vía Fernando el Católico.