PP ve un "desprecio" a hermandades y nazarenos

CUENCA, 5 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cuenca consideró hoy que el hecho de que el PSOE se negase a participar en la procesión del Hosanna, que abandonaron tras comprobar que concejales del equipo de Gobierno del PP portaban lazos blancos en contra de la reforma de la Ley del aborto, "ha sido un desprecio" a la Junta de Cofradías, a las hermandades y a los nazarenos que formaban parte de ella.

En un comunicado, los 'populares' aclararon que "en ningún caso" ni el alcalde, Francisco Pulido, ni el Grupo Municipal Popular "van a consentir chantajes que supongan menoscabar la libertad de cada uno a expresarse como considere oportuno", considerando que "lucir un lazo en la solapa a favor de cualquier causa no ofende ni va en contra de nadie".

El PP explicó que fue momentos antes de incorporarse a la procesión del Hosanna cuando algunos miembros del Grupo Municipal Popular, de forma totalmente personal, decidieron lucir un lazo blanco en su solapa a favor de la vida, haciéndose eco de lo acordado en la última Junta General de la Junta de Cofradías, donde las 32 hermandades conquenses aprobaron un manifiesto que dejaba libertad personal para que hermanos y participantes en las procesiones pudieran expresar públicamente su apoyo a la vida.

Al percatarse de esta circunstancia, los concejales socialistas que también iban a tomar parte en la procesión exigieron la retirada inmediata de los lazos, "intentado coartar de este modo la libertad personal", por lo que se decidió consultar al obispo de la Diócesis de Cuenca, José María Yanguas, quien ratificó que lucir este símbolo correspondía a una decisión personal y que cada uno podía actuar como considerara oportuno.

Tras la consulta al obispo, la mayoría de los concejales 'populares' optaron por retirar el lazo y dirigirse en grupo a la Iglesia de San Felipe Neri para incorporarse a la procesión, aunque durante el paseo desde la Anteplaza hasta la iglesia de San Felipe Neri los concejales socialistas "se dedicaron a increpar, coaccionar y faltar al respeto al único concejal 'popular' que decidió, a título personal, mantener el lazo".

El PP continuó explicando que, a la llegada a iglesia, los concejales socialistas exigieron al alcalde, que presidió la procesión desde su inicio y se encontraba en esos momentos con el resto de concejales de la Corporación, que obligara a su concejal a quitarse el lazo "amenazando con, en caso contrario, no participar en la procesión".

"Ante este inaceptable chantaje el alcalde ha decidido respetar la libertar personal de sus concejales para lucir o no el lazo a favor a la vida, al igual que él respeta que en los plenos municipales los concejales socialistas luzcan en sus solapas insignias con mensajes que nada tienen que ver con los asuntos que se tratan en la sesión correspondiente".

Finalmente, según el PP, tras las "coacciones" de los ediles socialistas contra un miembro del Grupo Municipal Popular otros compañeros han decidido, de forma totalmente personal, colocarse de nuevo el lazo, mientras los concejales socialistas optaron libremente por no participar en la procesión, organizada por la Junta de Cofradías y no por el Ayuntamiento.

El Grupo Municipal Popular lamentó "profundamente la actitud provocadora y la absoluta falta de respeto que han mantenido los concejales socialistas que en una clamorosa negación de la libertad democrática han intentado imponer su criterio con amenazas y coacciones".