Una imaginera cofrade se hace hueco en un mundo de hombres con casi 50 tallas para varias hermandades

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS TELEVISIÓN)

Con cerca de 50 imágenes talladas para diferentes hermandades del país, una de las pocas imagineras cofrades de España, Lourdes Hernández, continúa haciéndose hueco en el mundo de la escultura cofrade, a pesar de que, desde el principio, "las cofradías estaban muy cerradas a dar participación activa a las mujeres en las hermandades".

"Si ya de por sí los comienzos de todos los imagineros son duros porque vivir de esto es difícil, el momento que a mí me tocó vivir fue quizás especialmente duro", afirmó mientras tallaba en declaraciones a Europa Press Televisión desde sus instalaciones en Sevilla. En aquella época --lleva quince años dedicada a la imaginería cofrade-- "las cofradías estaban muy cerradas a dar participación activa a las mujeres en las hermandades", añadió.

En este sentido, manifestó que en el caso de la profesión "pasaba igual, chocaba muchísimo" que una imagen titular fuera realizada por una imaginera mujer. No obstante, aseguró que, al mismo tiempo, "llamaba también la atención".

UNA MUJER EN UNA PROFESIÓN DE HOMBRES.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora Lourdes está "bastante establecida" en esta profesión, antaño de hombres, hasta el punto de que le llegan encargos "de toda España". Así, aseveró que ha esculpido imágenes para hermandades sacramentales de Bilbao, Madrid, Canarias, Huelva o Sevilla, entre otras.

Todas con un significativo "valor artístico", aunque Lourdes prefiere no decantarse por ninguna en concreto. "Hay imágenes que son significativas porque te unes sentimentalmente a ellas, pero otras son especiales artísticamente". Es el caso de las trece imágenes con las que actualmente trabaja para la Santa Cena de Valencia.

La crisis, sin duda, no se aprecia en este taller o así lo aseguró Lourdes, quien indicó que aunque ha notado "un parón" en los encargos de los particulares, tiene otros "cogidos desde hace dos años", por lo que el trabajo está asegurado "hasta ocho años".