Turismo.- Guías andaluces se concentran ante la Mezquita de Córdoba para pedir a la Iglesia poder ejercer su profesión

CÓRDOBA, 11 (EUROPA PRESS) Una treintena de guías turísticos de varias provincias andaluzas, sobre todo de Málaga, se concentraron hoy, convocados por UGT, ante la Mezquita-Catedral de Córdoba, ya que no se les permitió hacerlo en el Patio de los Naranjos, como querían, para exigir al Cabildo Catedralicio de Córdoba (Iglesia Católica) que les deje ejercer su profesión en dicho monumento. En declaraciones a los periodistas, el responsable del sector de Servicios Turísticos de UGT-Andalucía, Francisco Cansino, y el presidente de la Asociación de Guías Turísticos de Málaga, Emilio Ramos, explicaron que habían acudido a Córdoba en representación "de todos aquellos profesionales legalmente habilitados como guías e interpretes turísticos de Andalucía para la provincia de Córdoba, todos ellos cumpliendo los requisitos establecidos al efecto por la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía". Así, según subrayó Cansino, la Junta regula la profesión de Guía de Turismo de Andalucía mediante un decreto de julio de 2002, por el que "se faculta al poseedor de la habilitación de Guía de Turismo de Andalucía a ejercer dicha profesión en todos aquellos bienes integrantes del patrimonio histórico andaluz, entre los cuales se encuentra la Catedral de Córdoba". Sin embargo, en dicho monumento cordobés ejercen como guías, no aquellos que la Junta autoriza como tales, sino "sólo los residentes en la capital cordobesa (unos 50), pertenecientes a la Asociación de Guías de Córdoba y a los que el Cabildo Catedralicio viene privilegiando desde 1999, dotándoles de un carné específico para ejercer como guías en la Mezquita-Catedral, tras someterlos a exámenes restringidos". Esta situación no se produce en ningún otro monumento de Andalucía, incluidos otros cuyo titular es también la Iglesia Católica, como tampoco se produce en el conjunto arqueológico de Medina Azahara, en la misma capital cordobesa, pero donde los guías de otras provincias, habilitados como tales por la Junta, sí que pueden ejercer su profesión. De esta forma, según subrayó Ramos, el Cabildo lo que ha conseguido es "entrometerse en las competencias reservadas a la Junta de Andalucía en materia de información turística y ampliar el horizonte del paro, ya de por si bastante amplio, entre los profesionales de la información turística en Andalucía", pues son cerca de 200 los guías de otras provincias andaluzas, autorizados por la Junta para ejercer en Córdoba, pero que no pueden hacerlo en la Mezquita "al no tener el carné del Cabildo". Ramos y Cansino lamentaron, además, que ni la Iglesia, ni tampoco de la Junta, han respondido hasta ahora a sus demandas de que se aplique la normativa y no se niegue "a los profesionales de la información turística unos derechos adquiridos a través de cualificaciones académicas y los exámenes pertinentes". Por eso los guías se concentraron hoy ante la Mezquita, pues, "a pesar de las numerosas tentativas de negociación para hacer volver las cosas a su debido cauce legal, se observa como todavía no se ha avanzado nada en la restitución de un derecho legítimo y, por lo tanto, es por lo que hoy se denuncia públicamente la actitud de aquellos (Cabildo Catedralicio) que se atribuyen derechos que no ostentan según Ley, y de los que, con su actitud pasiva (la Junta), no hacen cumplir la norma".