Abdelaziz insta a Ban Ki-moon a actuar para la "demolición" del muro marroquí

  • Argel, 13 abr (EFE).- El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha instado en una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a utilizar su influencia para conseguir la "demolición" del muro marroquí, que divide el Sahara Occidental, informó hoy la agencia saharaui SPS.

Abdelaziz insta a Ban Ki-moon a actuar para la "demolición" del muro marroquí

Abdelaziz insta a Ban Ki-moon a actuar para la "demolición" del muro marroquí

Argel, 13 abr (EFE).- El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha instado en una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a utilizar su influencia para conseguir la "demolición" del muro marroquí, que divide el Sahara Occidental, informó hoy la agencia saharaui SPS.

En su misiva, Abdelaziz resaltó que el muro construido por Marruecos representa "un desafío intolerable para la comunidad internacional que ha estimado siempre que el Sahara Occidental es un territorio por descolonizar" y subrayó los "múltiples peligros" que entraña la construcción.

El pasado viernes, durante un acto reivindicativo en el que unos 2.500 españoles y saharauis reclamaban el derribo del muro, dos jóvenes refugiados resultaron heridos de gravedad al pisar una mina.

Un saharaui de 16 años sufrió la amputación de la pierna derecha y otro, de 21, heridas por metralla en la cara y el tórax.

"Os pedimos que uséis vuestra influencia para conseguir la demolición de este muro de la vergüenza", escribió Abdelaziz al secretario general de la ONU.

A su juicio, la eliminación del muro contribuiría a "crear las condiciones de confianza recíprocas entre las dos partes en conflicto en vísperas del próximo diálogo", en referencia a la quinta ronda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario auspiciadas por Naciones Unidas, cuya fecha aún no se ha fijado.

"Ese muro ha sido erigido con la criminal intención de conferir a la ocupación ilegal de nuestro país por Marruecos un carácter irreversible", afirmó el presidente saharaui.

Asimismo, aseguró que las autoridades marroquíes "continúan rechazando los llamamientos de las organizaciones humanitarias para delimitar adecuadamente los campos de minas con el objetivo de provocar el máximo de pérdidas humanas y causar los mayores daños entre la población civil saharaui que vive en las cercanías inmediatas".

Abdelaziz dijo que la "manifestación pacífica" del viernes desembocó en "incidentes lamentables debido a la existencia disimulada de numerosos campos de minas colocadas por Marruecos alrededor y cerca del muro" y sostuvo que los manifestantes entraron "sin darse cuenta en esos campos de la muerte".

Entre 1980 y 1987, en plena guerra con el Polisario, Marruecos construyó ese muro militar de cerca de 2.720 kilómetros de largo, que divide de norte a sur el territorio de la antigua colonia española en dos zonas al este y al oeste.

El muro -construido con arena, piedras y alambre de espino- está plagado de minas antipersonal y vigilado por cerca de 160.000 efectivos del Ejército marroquí.