Brasil dice que un tribunal internacional le daría la razón en la disputa con Paraguay por Itaipú

  • Río de Janeiro, 6 abr (EFE).- El Gobierno brasileño considera que tiene todas las de ganar en caso de que Paraguay cumpla con sus amenazas de llevar a un tribunal internacional las divergencias entre ambos países por la hidroeléctrica binacional de Itaipú.

Brasil dice que un tribunal internacional le daría la razón en la disputa con Paraguay por Itaipú

Brasil dice que un tribunal internacional le daría la razón en la disputa con Paraguay por Itaipú

Río de Janeiro, 6 abr (EFE).- El Gobierno brasileño considera que tiene todas las de ganar en caso de que Paraguay cumpla con sus amenazas de llevar a un tribunal internacional las divergencias entre ambos países por la hidroeléctrica binacional de Itaipú.

"Para Brasil sería una gran solución que Paraguay decida demandar el Tratado de Itaipú ante un tribunal internacional. Nos terminarán dando la razón", dijo hoy en entrevista con Efe el presidente brasileño de la hidroeléctrica, Jorge Samek.

"Cualquier tribunal internacional se limitará a analizar el tratado, que está siendo cumplido integralmente y es totalmente justo. Si vamos a un tribunal internacional, Brasil terminará recibiendo una carta de felicitación", agregó.

Según el presidente de la mayor hidroeléctrica del mundo en operación, Paraguay no puede quejarse de los beneficios que ha obtenido con Itaipú, una enorme central hidroeléctrica en cuya construcción no invirtió nada, que paga con los beneficios y que le genera millonarios ingresos.

"Paraguay no entró ni con un guaraní para construir Itaipú, ni está pagando la deuda, que se paga con la energía generada. Y, en el 2023, cuando la deuda esté pagada, Paraguay será dueño de la mitad de un activo que hoy cuesta cerca de 60.000 millones de dólares y que tendrá otros 200 años de vida", afirmó.

En opinión del ejecutivo, además de no haber desembolsado nada, Paraguay ha recibido desde 1973 cerca de 5.000 millones de dólares por regalías y por la remuneración por la energía cedida a Brasil.

Paraguay amenazó recientemente con acudir a un tribunal internacional en caso de que no avancen las negociaciones para recibir mayores recursos por su parte en Itaipú, que tiene capacidad para generar 14.000 megavatios.

La revisión del Tratado de Itaipú es una promesa electoral del presidente paraguayo, Fernando Lugo, pero Brasil, pese a que admite algunas concesiones, asegura que el convenio firmado en 1973 solo podrá ser revisado en el 2023.

El Tratado establece que la energía producida sea dividida en partes iguales, pero como Paraguay abastece casi todas sus necesidades con el 4% de la generada por Itaipú, le vende el resto de su cuota a Brasil.

Paraguay quiere que Brasil eleve de 130 millones de dólares a 1.200 millones de dólares lo que paga por la energía excedente, y reivindica libertad para poder venderle su parte a otros países.

"Paraguay presentó sus reivindicaciones el año pasado y en enero de este año Brasil respondió con cuatro propuestas concretas, pero hasta ahora el Gobierno paraguayo no se ha pronunciado por escrito", aseguró Samek, al negar que Brasil esté dilatando las negociaciones.

"Sabemos por la prensa que los paraguayos al parecer no están satisfechos con las ofertas brasileñas", dijo.

Agregó que Brasil se comprometió a ofrecer un crédito por 400 millones de dólares para que Paraguay construya una nueva línea de transmisión de energía entre la hidroeléctrica y Asunción, así como una nueva subestación que le permita ofrecerle energía a cualquier industria que se instale en el país.

Igualmente, se comprometió a elevar lo que paga por la energía excedente de 130 millones de dólares hasta 260 millones de dólares a partir del 2010.

Brasil también ofreció una línea de crédito por 1.000 millones de dólares para proyectos productivos y obras de infraestructura en Paraguay y la creación de un fondo de desarrollo de 100 millones de dólares para financiar iniciativas sociales.

Samek alega que Itaipú vende actualmente la energía que genera a 42,50 dólares por megavatio hora y que el costo previsto de la energía de las dos hidroeléctricas que Brasil construirá en el río Madeira es muy inferior (32,44 y 35,85 dólares por megavatio hora).

"Si aceptamos la petición de Paraguay para pagar la energía excedente a precio de mercado, tendríamos que reducir el valor que Brasil paga en lugar de elevarlo", indicó.

Añadió que el alto valor de la deuda de Itaipú, también contestado por el Gobierno de Lugo, obedece a que muchos de los préstamos fueron contratados en medio de una crisis mundial.

"Hicimos Itaipú cuando el costo del dinero era muy caro. En algunos años tuvimos que tomar préstamos con tasas de interés del 25% al año. Eso hizo que el valor de la obra superara el previsto", dijo.

Según Samek, la previsión era que la central costara 12.400 millones de dólares y costó 27.000 millones de dólares.