Los Obama ya tienen perro y se llama "Bo"

  • Washington, 12 abr (EFE).- El perro de aguas portugués de los Obama no debutará oficialmente en sociedad hasta el martes pero su foto da hoy la vuelta a internet y ocupa la portada del diario "The Washington Post" que revela su nombre, "Bo", y su edad, seis meses.

Washington, 12 abr (EFE).- El perro de aguas portugués de los Obama no debutará oficialmente en sociedad hasta el martes pero su foto da hoy la vuelta a internet y ocupa la portada del diario "The Washington Post" que revela su nombre, "Bo", y su edad, seis meses.

El cachorro blanco y negro, un regalo del senador demócrata Edward Kennedy a las hijas del presidente estadounidense Barack Obama, Malia y Sasha, aparece adornado en la foto con un collar multicolor estilo hawaiano.

El senador por Massachusetts es propietario también de un can de la misma raza.

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, reveló a finales de febrero la raza del cachorro.

Originarios de la Península Ibérica, los perros de aguas portugueses apenas sueltan pelo, lo que les convierte en una raza muy popular entre las personas alérgicas.

La hija mayor de los Obama, Malia, de diez años, padece ese problema, lo que complicó la búsqueda de un animal adecuado.

"Se supone que son bastante buenos", explicó Michelle Obama al revelar la elección en febrero, quien dijo estar satisfecha también con el tamaño intermedio de los caninos de aguas portugueses.

El Post señala que las niñas decidieron llamar al perro Bo porque sus primos tienen un gato con el mismo nombre y porque su abuelo materno, ya fallecido, tenía el apodo de Didley, como Bo Didley, el cantante de rock estadounidense que murió en 2008.

El Post informa de que "Bo" realizó una visita "secreta" a la Casa Blanca hace unas semanas para que las niñas lo conocieran.

La visita, a la que en la residencia oficial se conoció con la clave de "el encuentro", fue una sorpresa para las pequeñas, que sucumbieron a los encantos del cachorro.

'Bo' fue educado por los entrenadores caninos del senador Kennedy y dio muestras de las lecciones aprendidas durante el encuentro en el que supo obedecer cuando le mandaron sentarse y levantarse, no mordió la alfombra y no hizo nada inapropiado.

Y lo que es todavía más importante, el perro parece saber quién es el jefe ya que según el Post siguió a Obama obedientemente por toda la habitación.

"Es tan adorable!", dijo una fuente "anónima" al rotativo, quien calificó el citado "encuentro" como "magnífico".

Obama prometió públicamente a sus hijas que podrían tener un perro en la Casa Blanca en el discurso de agradecimiento tras su victoria electoral en noviembre pasado.

La búsqueda de mascota por parte de la familia presidencial generó un gran interés del público estadounidense, y Obama ha bromeado en alguna ocasión diciendo que ha sido el mayor anuncio que él haya podido proclamar.