Un obispo denuncia que el gobernador de San Pedro y un campesino chantajeaban a Lugo por su hijo

ASUNCIÓN, 15 (EUROPA PRESS)

El obispo de Concepción, monseñor Zacarías Ortiz, denunció hoy que el gobernador de San Pedro y un campesino chantajeaban al presidente paraguayo, Fernando Lugo, porque sabían que había tenido un hijo hace dos años cuando todavía era obispo.

Ortiz afirmó en declaraciones a la emisora local Cardinal AM que el gobernador de San Pedro, José 'Pakova' Ledesma, y el campesino Elvio Benítez tenían "entre la espada y la pared" a Lugo y se aprovecharon del hecho de que conocían la existencia del niño.

Así, recordó que el actual presidente paraguayo fue obispo de San Pedro, por lo que conoce bien a Ledesma y a Benítez. Fue durante sus funciones como obispo en ese departamento cuando mantuvo una relación con Viviana Carrillo, de 26 años, con quien tuvo un hijo hace dos años de nombre Guillermo Armindo.

Pero no fue sino hasta el pasado lunes cuando Lugo reconoció la existencia de quien podría ser su hijo y ya ha comenzado todos los trámites con sus abogados para darle su apellido y suministrarle la pensión alimentaria correspondiente.

Monseñor Ortiz dijo que, ahora que el presidente paraguayo ha reconocido públicamente al niño, tanto el gobernador de San Pedro como el campesino se han quedado sin un "arma poderosa".

Pero el campesino Elvio Benítez negó después a Cardinal AM que haya chantajeado a Lugo en algún momento con el tema de su hijo. "Son expresiones politiqueras y muy bajas de un obispo (Ortiz). Es una lástima que hable de esta forma", expresó.

Lugo abandonó el Obispado en marzo de 2007 para poder ser candidato en las elecciones de abril de 2008, en las que salió victorioso logrando acabar con más de seis décadas de Gobierno de derechas en Paraguay.