Castellanos señala que en Europa "sólo hay consumo" y se vive "al margen" de la solidaridad

GIJÓN, 24 (EUROPA PRESS)

El obispo emérito de Palencia y presidente de la Fundación Hombres Nuevos, Nicolás Castellanos, advirtió esta semana de que en España y en Europa "ya no hay valores" sino que "solo hay consumo" y se vive "al margen de valores basados en la solidaridad". "Hay una importante carencia no solo de valores religiosos sino de valores humanos", aseveró.

El religioso ha estado en Asturias para participar en el VI Congreso Mundial de Bioética celebrado en Gijón centrado en la pobreza donde explicó su experiencia en Bolivia y el trabajo que allí está realizando a través de la Fundación Hombres Nuevos, que fue Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1998.

Castellanos indicó a Europa Press que en Bolivia, donde vive desde hace 17 años en Santa Cruz --con una población de 150.000 personas de las que el 60% están en la pobreza y el otro 40% en la miseria-- la gente "tiene valores", por lo que entiende que la educación en este ámbito es "tal vez" más necesaria en Europa. "Allí la gente tiene valores, aquí hay una barrida general de valores", apuntó.

Preguntado por la posibilidad de lograr erradicar la pobreza, el sacerdote se mostró optimista en tanto que considera que "con los avances de la genética, de la biología, de la filosofía, de la antropología, se ha tomado nueva conciencia y hay una nueva sensibilidad social sobre el problema de la pobreza". "Desde ahí, haciendo esfuerzos, mentalizando, empezando procesos se podría llegar a erradicar la pobreza", argumentó destacando que es una tarea de todos y que no hay que perder "nunca" la perspectiva de "la esperanza" y "la utopía".

Nicolás Castellanos ha construido a través de la Fundación Hombres Nuevos diez colegios, un hospital, comedores escolares, instalaciones deportivas, la escuela de fútbol Fundación Real Madrid y la única Universidad de Teatro que hay en Bolivia en el barrio conocido como 'Plan 3.000'. Así, al respecto de su actividad remarcó que está comprometido con un proyecto "con" los hombres ya que "todo hay que hacer con ellos, hay que vivir en diálogo con ellos, en escucha valiente con ellos".

Para el religioso es fundamental implicarlos en el proceso. "Eso es factible, lo he visto en el proyecto de Hombre Nuevos, en las personas a las que hemos dado una beca, se han ido sensibilizando y ahora trabajan en Hombre Nuevos como voluntarios", resaltó. Asimismo, Castellanos espera que la Fundación consiga que sus proyectos se autofinancien logrando que "ellos mismos apliquen su creatividad para buscar vías de financiación allí, se impliquen directamente en los proyectos y formen parte activa de ellos".

Respecto a su decisión de dejar Palencia e irse a Bolivia, apuntó que él "siempre" ha tenido "la opción por los pobres". "Un día me dije lo que has predicado ahora lo vas a practicar viviendo entre y con los pobres, y me fui a Bolivia con 56 años", recordó señalando que algunos de sus compañeros le aplaudieron y otros le dijeron que si todos hacían lo mismo quién se quedaría aquí. "Ahora no tengo ninguna relación con ellos", dijo y concluyó destacando que él está en Bolivia como "un sacerdote que trabaja con los pobres".