Jürgen Habermas afirma que Obama ha supuesto "un regalo muy grande" para EEUU, tras ocho años de gobierno Bush

El pensador alemán recibió hoy el Premio Internacional Brunet 2008 en la Universidad Pública de Navarra

PAMPLONA, 8 (EUROPA PRESS)

El pensador alemán Jürgen Habermas afirmó hoy en Pamplona que la llegada de Barak Obama a la presidencia de EEUU ha supuesto "un regalo muy grande" para un país que, tras ocho años de Gobierno Bush, "no era lo que debía ser".

Así se pronunció Habermas, en respuesta a preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa celebrada esta mañana minutos antes de recibir el Premio Internacional Brunet 2008 de la Universidad Pública de Navarra, otorgado por su compromiso moral en la defensa de la justicia y los derechos humanos.

Durante su intervención, Habermas se refirió al "fenómeno" desatado en EEUU con la llegada de Obama a la Casa Blanca, "que en Europa no tenemos de manera similar ni comparable", ya que las culturas de ambos países "son diferentes, ni mejores ni peores".

A su juicio, una de las grandes diferencias es que los americanos "tienen una gran disponibilidad a emocionarse con las cosas". Sin embargo sostuvo que en Europa, "con una historia complicada del siglo XX, con catástrofes y dictaduras, quizá es conveniente que aquí seamos menos entusiastas y estemos más en el suelo".

Sobre la solución a la crisis económica, que afecta "gravemente" a países como España o Alemania, dijo que "sólo puede venir por la vía política" y esto puede ayudar a que el interés por la misma "vuelva a crecer" entre las nuevas generaciones.

También afirmó que en los últimos 20 años la política económica "ha sido bastante poco normal", porque "ha sido neoliberal y el interés egocéntrico y la competencia individual ha sido dominante".

En este sentido, el pensador resaltó que hoy "vemos que los problemas no se pueden solucionar procurando sólo el éxito propio" y, por lo tanto, "la solución a la crisis nunca podrá ser individual o de un sólo país".

Por último, afirmó que antes de quejarse sobre el estado de la democracia actual, "no se debe perder de vista que hace años no había elecciones libres" y sobre la democracia moderna dijo que "la tendencia a dar importancia a las personas es inmensamente mayor".

"OPTIMISMO DEMOCRÁCTICO"

Tras atender a los medios de comunicación, Habermas recibió el galardón en un acto celebrado en el Aula Fernando Remacha del El Sario. Al mismo acudieron, además el rector del centro, Julio Lafuente, representantes de las principales instituciones navarras, entre ellos, el presidente del Gobierno, Miguel Sanz; la presidenta del Parlamento, Elena Torres, o la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz.

El acto comenzó con la lectura del fallo del jurado, en el que se resaltó "el optimismo democrático" de Habermas y reconoció la figura del pensador, su trayectoria científica y su racionalidad comunicativa orientada hacia el entendimiento mutuo.

En su discurso de agradecimiento, Habermas se refirió a la conmemoración hoy del 64 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial, "una fecha más que idónea para la entrega de un premio que la Fundación Brunet y la UPNA crearon para fomentar la política a favor de los derechos humanos".

En este sentido, destacó que los derechos humanos surgieron de la resistencia política contra la arbitrariedad, la represión y la humillación, y que a partir de las revoluciones constitucionales del siglo XVIII "han ido incorporándose paulatinamente a todas las naciones y a todos los idiomas". Desde entones, añadió, "han sido violados pero también ratificados con mucha frecuencia".

A su juicio, los derechos humanos constituyen "aquella parte de la moral que no sólo hay que respetar en el trato personal, sino que debe convertirse en realidad política, adoptando la robusta figura de los derechos fundamentales obligatorios".

Por su parte, Miguel Sanz felicitó a Habermas por el premio y le agradeció "su gran aportación a la humanidad", su "extraordinaria inteligencia, su gran capacidad de análisis y su creatividad desbordante en forjar un pensamiento innovador al servicio de los ciudadanos", así como su "compromiso social y su visión cosmopolita del mundo".

También Elena Torres afirmó que de la labor académica e intelectual de Habermas "hemos obtenido profundas enseñanzas que nos ayudan a ahondar en el siempre intrigante tráfico de las relaciones humanas", ya que "sus lúcidas enseñanzas nos ofrecen amplios horizontes para la reflexión y para entender muchas de la claves del comportamiento humano".