Condenado en Burgos un oftalmólogo por falsificar la historia clínica de una paciente para ocultar una mala praxis

BURGOS, 20 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal nº 2 de Burgos, mediante sentencia tramitada por los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente, condenó al doctor J.L.M.L. a tres meses de prisión como autor responsable de un delito de falsificación de documentos privados

El condenado, facultativo oftalmólogo de la Clínica Instituto Oftalmológico de Cirugía Láser de Burgos, intervino en el mes de julio de 2001 a M.A.S.F, de 49 años, en una operación de miopía y astigmatismo cuyos resultados no fueron los esperados, según informaron a Europa Press fuentes de la referida asociación.

Por este motivo, la paciente en el año 2002, a través de los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente en Castilla y León, inició un procedimiento civil reclamando al oftalmólogo y al Instituto Oftalmológico de Cirugía Láser de Burgos los daños y perjuicios causados por la defectuosa asistencia sanitaria prestada, que terminó mediante sentencia de fecha 5 de diciembre de 2002 que reconocía el derecho de la actora a ser indemnizada reservando su derecho a reclamar por los daños posteriores a la presentación a la demanda hasta la curación o consolidación de las secuelas.

En el procedimiento civil entablado por la paciente contra el oftalmólogo en reclamación de los daños por las secuelas sufridas por pérdida de agudeza visual, el ahora condenado aportó en su contestación a la demanda una historia clínica de la víctima que había sido manipulada, alterando a sabiendas un aspecto esencial del documento, la agudeza visual anterior a la intervención quirúrgica a la que se le sometió, con la intención de perjudicar a la demandante de manera que la variación hecha por el facultativo disminuía el daño producido y por tanto la cantidad correspondiente a indemnizar.

La sentencia del Juzgado de lo Penal reconoce la autoría del oftalmólogo y su intención de perjudicar a la paciente con la manipulación de su historia clínica, condenándole a tres meses de prisión por el delito de falsificación.