El Gobierno estudia la historia clínica digital, que se implantará en toda España a partir de 2010

Facilitará la atención sanitaria, al acercar a los médicos la información más relevante de los pacientes

MADRID/TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros analizó hoy el informe sobre la implantación de la historia clínica digital en el Sistema Nacional de Salud, cuya experiencia piloto se pondrá en marcha este mismo año en Baleares y Comunidad Valenciana, y que se implantará en todo el país a lo largo de 2010, según recordó hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete.

"Se trata de un proyecto de modernización en el que han trabajando de forma muy activa la Administración general del Estado, las comunidades autónomas, los profesionales sanitarios, las sociedades científicas y de bioética y las asociación ciudadanas", explicó. Este proyecto fue consensuado formalmente con las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del 10 de octubre de 2007 y encara ya su última fase de desarrollo con las pruebas para trabajar con pacientes reales.

"El informe que hemos conocido hoy nos da cuenta de importantes avances realizados en la tarea de integrar la información clínica sobre cada paciente en todo proceso asistencial -señaló De la Vega--, que se concretan en la creación de una base de datos de tarjeta sanitaria común en todo el SNS".

La vicepresidenta del Gobierno señaló que la implantación de esta herramienta es "un paso importantísimo en el buen funcionamiento del sistema y, sobre todo, para los ciudadanos ya que, cuando por ejemplo un paciente se traslade de una comunidad a otra el profesional médico que le atienda dispondrá inmediatamente de los datos relevantes de su historia clínica", al tiempo que aportará seguridad al paciente y se facilitará la prescripción y dispensación de medicamentos, ya que "podrán comprarse en cualquier farmacia del país sin receta en papel".

El objetivo de este proyecto, según explica el Ministerio de Sanidad y Política Social, es mejorar la calidad y seguridad de la asistencia, acercando a los profesionales la información de salud más relevante de los pacientes y protegiendo, a la vez, el derecho a la intimidad de los ciudadanos.

Para ello, el ministerio ha creado una Base de Datos de Datos de Tarjeta Sanitaria común para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, que "permite la identificación, inequívoca, de cada ciudadano gracias a la integración de la información procedente de todas las tarjetas sanitarias (cuarenta millones de ciudadanos), de la Tesorería General de la Seguridad Social y del Ministerio de Justicia".

Además, se ha puesto en marcha una intranet sanitaria, que permite el intercambio de información entre las comunidades autónomas a través del Nodo Central de intercambio de servicios alojado en el Ministerio de Sanidad y Política Social. Del mismo modo, se ha consensuado el conjunto de datos clínicos relevantes para proporcionar una buena asistencia sanitaria y que deben contener la Historia Clínica Digital.

PRUEBAS PILOTO EN BALEARES Y COMUNIDAD VALENCIANA

La primeras pruebas de esta herramienta con pacientes se realizarán en Baleares y la Comunidad Valenciana, concretamente en las áreas sanitarias de Inca (Baleares) y Gandía (Comunidad Valenciana), aunque en las próximas semanas la iniciativa podría extenderse a la totalidad de estas dos comunidades y Murcia, y en los meses siguientes a otras siete comunidades autónomas (Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y La Rioja), siempre en fase de pruebas.

El propósito del Ministerio de Sanidad y Política Social es que a lo largo del año se culminen las pruebas con una evaluación final y el proyecto pueda extenderse al territorio en 2010.

El proyecto de Historia Clínica Digital, que se se enmarca dentro del Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud, ha contado con un presupuesto de 141 millones de euros procedentes de la Administración central, a través del Plan Avanza, y de 111 millones aportados por las comunidades autónomas entre 2006 y 2008, lo que ha permitido alcanzar un alto grado de informatización en los centros de Atención Primaria.

Según los datos aportados por Sanidad, el 97 por ciento de los médicos de familia y pediatras tienen la posibilidad de usar la Historia Clínica Digital en España, un porcentaje muy superior al de otros países desarrollados como Canadá (11%) y Estados Unidos (9%).

Este nuevo sistema permitirá que los ciudadanos, cuando se desplacen de una comunidad a otra (4,5 millones de personas reciben cada año atención médica en una Comunidad Autónoma distinta a la suya), podrán ser atendidos por los profesionales médicos o de enfermería disponiendo de los datos más importantes de su historia clínica.

Asimismo, los pacientes podrán acceder por vía electrónica, a través de sistemas seguros, a los datos resumidos más relevantes de su historia clínica, y conocer desde qué centros y servicios se ha accedido a la información que les atañe. El Ministerio asegura que el proyecto aumentará la seguridad de los pacientes porque se evitarán errores debido a la toma de decisiones con información incompleta o difícilmente inteligible,ddisminuirá la repetición de pruebas diagnósticas y procedimientos, al estar disponibles los resultados de los ya realizados, y se ahorrará tiempo y molestias a los pacientes.