Los cántabros puntúan con un 6,25 el funcionamiento del sistema sanitario público

La mayoría prefiere un servicio sanitario público por los medios de que dispone, y la capacitación de médicos y enfermeras

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

Los cántabros dan una puntuación del 6,25 sobre diez al modo en que el sistema sanitario público funciona, según datos del Barómetro Sanitario 2008, presentado esta semana por el Ministerio de Sanidad.

Cantabria puntúa así la asistencia sanitaria pública algo por debajo de la media nacional (6,29), aunque por encima de comunidades autónomas como Galicia, Madrid, Comunidad Valenciana; Cataluña; Extremadura; Castilla-La Mancha; Canarias; Murcia, y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Según los datos de dicho informe, consultado por Europa Press, y cuyo periodo de referencia va de marzo a noviembre de 2008, en general, el Sistema Sanitario funciona bastante bien para un 18,4 por ciento de los ciudadanos de Cantabria; funciona bien, pero necesita cambios para un 48,3%; necesita cambios fundamentales para un 24,1%; y un 6,7% opina que está tan mal que es necesario rehacerlo. Sobre este tema, no sabe o no tiene opinión un 1,9% y no contesta un 0,5.

Además el barómetro pone de manifiesto que la mayoría de los habitantes de la comunidad autónoma prefiere un servicio sanitario público a uno privado atendiendo a la dotación de medios y a la capacitación de los profesionales.

Así, un 54,1 por ciento elegiría un servicio sanitario público por la tecnología y los medios de que dispone (frente a un 19,8% que elegiría uno privado); un 48,8% se decantaría por lo público por la capacitación de los médicos (motivo por el que sólo un 14% elegiría un servicio privado); y un 51,7% se decantaría por la medicina pública por la capacitación de las enfermeras (frente a un 9,7% que tendría en cuenta este criterio a la hora de optar por la atención privada).

LO PRIVADO POR RAPIDEZ, TRATO Y CONFORT

Sin embargo, las preferencias cambian cuando los aspectos a valorar son otros. Así, un 71,5 por ciento de los encuestados en la comunidad autónoma optaría por un servicio sanitario privado por la rapidez con que se atiende, frente a un 19,8% que elegiría uno público por el mismo motivo.

También es mayor el porcentaje, en concreto, un 39,6%, de quienes eligen la medicina privada si se atiende a la información que reciben sobre su problema de salud, frente a un 29% que elegiría el servicio público atendiendo a las mismas razones.

También se inclinan por la atención sanitaria privada, en concreto, un 39,6%, por el trato personal que se recibe, lo que decantaría a un 29 por ciento por el servicio público sanitario, mientras el confort de las instalaciones decanta a un 55,1% hacia un servicio sanitario privado, y a un 23,2 por ciento hacia el público.