Más de la mitad de andaluces afirma que el sistema sanitario en España funciona bien, pero también que necesita cambios

A nivel nacional, los españoles suspenden al SNS por los retrasos en las pruebas diagnósticas y en la cita con el especialista

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

El 55,8 por ciento de los andaluces considera que el sistema sanitario en España "funciona bien", si bien advierte de que el mismo "necesita cambios", según se desprende del Barómetro Sanitario de 2008.

Según este trabajo, consultado por Europa Press, frente a este 55,8 por ciento de andaluces encuestados, un 24,5 por ciento opina que el sistema sanitario español precisa de "cambios fundamentales" para mejorar, a la par que otro 3,6 por ciento declara que la sanidad "está tan mal", que requiere "rehacerse". Por contra, un 15,7 por ciento de andaluces sostiene que el sistema sanitario "funciona bastante bien".

Respecto a si se está satisfecho o insatisfecho con el modo en que el sistema sanitario público funciona en España, atendiendo al hecho de que puntuar con un 1 significa que se está muy insatisfecho y con un 10 que se está muy satisfecho, los andaluces le otorgan de media un bien (6.30).

Los andaluces también ponen de manifiesto que la sanidad es el área de mayor interés, al marcar este ámbito el 27,2 por ciento de los andaluces encuestados. A este ámbito, le siguen en orden de importancia vital la vivienda, con un 23,3 por ciento de residentes en la comunidad que marcaron este asiento como el de mayor importancia en su faceta privada.

En lo que a la valoración de ámbitos específicos de la sanidad se refiere, los andaluces no se ponen de acuerdo a la hora de valorar el grado de cumplimiento ciudadano de la Ley Antitabaco.

Así, un 32,5 por ciento de andaluces encuestados cree que la mayoría de los fumadores respeta la actual Ley del Tabaco, mientras que otro 32,4 por ciento opina justamente lo contrario y cree el respeto que se hace de la norma es escaso.

Preguntados sobre la elección de un servicio sanitario público o privado, el 60,7 por ciento de los andaluces elegiría un centro público si esta opción está directamente relacionada con el grado de tecnología y los medios de que dispone el centro asistencial, frente a un 30 por ciento que escogería una instalación de ámbito privado.

De igual modo, los andaluces escogerían un centro público --en porcentajes similares a los anteriormente expuestos-- si se pregunta por la mayor capacitación de los médicos y enfermeros que trabajan en el ámbito público frente al privado.

En la misma línea, un 53,7 por ciento de andaluces encuestados prefiere un centro público antes que privado a la pregunta de si pudiera elegir él o algún miembro de su familia a que servicio sanitario acudir ante una enfermedad grave. Por contra, un 36 por ciento prefiere el privado.

LISTAS DE ESPERA Y DATOS A NIVEL NACIONAL

En cuanto a la situación de las listas de espera, el 45,7 por ciento de andaluces considera que las autoridades sanitarias están llevando a cabo acciones destinadas a mejorar las listas de espera, mientras que un 29,2 por ciento opina lo contrario y un 24,7 por ciento manifiesta que no sabe opinar a esta cuestión.

A nivel nacional, los españoles dan una media de aprobado (6,3) al funcionamiento del Sistema Nacional de Salud (SNS), al que suspenden sin embargo en la resolución de problemas como los retrasos en el acceso a las pruebas diagnósticas (4,65) y en el tiempo que tarda el paciente en ver al especialista desde que pide cita (4,67), según este Barómetro Sanitario.

Aunque siete de cada diez españoles creen que la sanidad pública funciona 'bien' o 'bastante bien', la mayoría suspende al SNS en el tiempo de demora para el ingreso no urgente en los hospitales (4,46) y valora a la baja, con un 5,32, el elevado número de pacientes que deben compartir habitación en un hospital.

En Atención Primaria, lo peor valorado por los ciudadanos son los tiempo de espera en la sala de consulta (5,52) y lo que se tarda en acceder a las pruebas diagnósticas (5,22). Consiguen un aprobado el tiempo dedicado por los médicos a cada paciente (6,40) y el que tarda el médico en ver al enfermo desde que pide cita (6,22).

Respecto a las listas de espera, el 50,2 por ciento de los encuestados considera que la situación de este problema 'no ha cambiado', ni para las consultas ni para la hospitalización. Además, el 34 por ciento cree que las autoridades sanitarias 'no están tomando iniciativas' destinadas a mejorar las listas de espera.

No obstante, los españoles dan las mejores notas al equipamiento y las tecnologías (7,61) de los hospitales; a la cercanía de los centros de Atención Primaria (7,53); a la confianza y seguridad que transmite su médico de cabecera (7,35); y al trato del personal sanitario de los centros de AP (7,35).

También reciben buenas notas, en atención especializada ambulatoria, el número de especialidades a las que se tiene acceso (7,28), seguida por el equipamiento y los medios tecnológicos de que dispone la sanidad pública (7,24). En los hospitales, reconocen la buena atención de los médicos (7,12) y enfermeros (7,14).

Por estos motivos, los españoles siguen prefiriendo el sistema público frente al privado en Atención Primaria (62,9% frente a 31%), Urgencias (60,7% frente a 31,2%) e ingreso hospitalario (59% frente a 33,4%). Sin embargo, en atención especializada, los porcentajes se igualan, ya que casi el 48 por ciento prefiere lo público frente al 43,6 por ciento que apuesta por la sanidad privada.

Respecto a las desigualdades por comunidades autónomas en el acceso a los servicios del SNS, el 33,4 por ciento de los encuestados opina que existen, frente al 31,1% que veía la desigualdad en 2007. La mayoría de los encuestados (86,2%) ve necesario que las autonomías se pongan de acuerdo a la hora de incluir servicios a la cartera.