Sanidad convoca ayudas para proyectos de participación comunitaria en salud por valor de 541.000 euros

MÉRIDA, 26 (EUROPA PRESS)

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publica hoy una orden de la Consejería de Sanidad y Dependencia por la que se convocan subvenciones para la financiación de proyectos en el ámbito de la participación comunitaria en salud durante el año 2009, para lo que se destina un presupuesto de 541.000 euros.

Estas ayudas se destinan a materias relacionadas con la información, sensibilización, promoción y prevención de problemas de salud a la población general, así como con la asistencia, rehabilitación y reinserción de los mismos.

En nota de prensa, el Gobierno regional recuerda que la participación comunitaria en salud es un proceso de autotransformación de los individuos en función de sus propias necesidades y las de su comunidad, que crea en ellos un sentido de responsabilidad sobre la salud y la capacidad de actuar en el desarrollo comunal, circunstancia que les permite ser agentes de su propio desarrollo, en vez de beneficiarios pasivos de la ayuda al desarrollo.

Los beneficiarios de estas subvenciones son Fundaciones y Asociaciones sin ánimo de lucro de pacientes y/o familiares de pacientes afectados por una enfermedad crónica o federación de las mismas, cuyo ámbito de actuación sea regional o provincial y tengan su domicilio social en Extremadura.

También pueden recibir estas ayudas Asociaciones o Federaciones nacionales sin ánimo de lucro de pacientes y/o familiares de pacientes afectados por una enfermedad crónica, que cuenten con una delegación en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

La cuantía máxima subvencionable por proyecto asciende a 99.000 euros y sólo podrá presentarse un único proyecto por Fundación, Asociación o Delegación.

Esta línea de subvenciones se enmarca dentro de las acciones que desarrolla la Consejería de Sanidad y Dependencia encaminadas a seguir impulsando y facilitando la acción solidaria de las Fundaciones y Asociaciones sin ánimo de lucro tanto de pacientes como de familiares de pacientes afectados por una enfermedad crónica, a través de la financiación de los gastos de mantenimiento y de proyectos destinados a la atención de los mismos.

Todo ello surge con el convencimiento de que desde la solidaridad y el altruismo, enfermos, familiares y otras personas se asocian constituyendo grupos de ayuda con la finalidad de paliar, en la medida de lo posible, los efectos que determinadas enfermedades tienen sobre las personas que las padecen y sus familiares, realizando un trabajo desinteresado, una acción complementaria a la que prestan los servicios públicos, tanto sociales como sanitarios, añadió la Junta.