Sanidad invierte en Extremadura un millón para impulsar la mejora de la calidad de atención a crónicos y polimedicados

MÉRIDA, 25 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Sanidad invertirá en Extremadura 1.097.744 euros de euros para impulsar la mejora de la calidad de la atención a crónicos y polimedicados, según acordó hoy el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. La mayoría de los problemas de salud relacionados con los medicamentos y que requieren atención médica se dan en los pacientes crónicos y polimedicados La contratación de profesionales sanitarios cualificados en el manejo de medicamentos, en particular farmacéuticos, será la vía para revisar de forma sistemática la efectividad de los tratamientos de los pacientes El objetivo es mejorar la calidad asistencial, avanzar en el uso racional de los medicamentos y la eficiencia de la prestación farmacéutica gracias, entre otros elementos, a un mejor cumplimiento de los tratamientos, según informó la Delegación del Gobierno en la región en nota de prensa. Para evitar este problema, el Ministerio considera necesaria una estrategia conjunta que garantice la mejora de la calidad de la prestación farmacéutica y que asegure la coordinación de profesionales sanitarios de atención primaria y hospitalaria, así como de los profesionales de las oficinas de farmacia. De este modo, en el transcurso del pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado hoy, se ha informado del acuerdo sobre la estrategia presentada por el Ministerio de Sanidad y Consumo para mejorar la asistencia a los pacientes crónicos y polimedicados. A esta estrategia, el Ministerio ha destinado 27 millones de euros para que las CCAA desarrollen sus programas. Esta acción se enmarca dentro del programa ministerial de desarrollo de políticas de cohesión sanitaria, de formación para facultativos médicos y farmacéuticos, y de educación sanitaria de la población para favorecer el uso racional de los medicamentos. SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN, CLAVES DEL AVANCE El Ministerio ha propuesto a las autonomías que orienten las acciones de 2009 a programas que mejoren la calidad en la atención a crónicos y polimedicados. En consecuencia, con un presupuesto de 27 millones de euros y convergiendo con la primacía de políticas de seguridad de los pacientes y de uso racional de los medicamentos, se da prioridad a la atención a enfermos crónicos y polimedicados en un proyecto que combina objetivos de mejora de la calidad asistencial, de eficiencia en el uso de los recursos y de generación de empleo de calidad con la contratación de unos 500 profesionales en 2009. El cumplimiento de los objetivos será posible con la revisión sistemática de la efectividad de los tratamientos de los pacientes. El resultado de las revisiones se pondrá a disposición del médico responsable del paciente para la eventual toma de decisiones en relación a su tratamiento, en el marco de la más estrecha colaboración entre profesionales. Para llevar a cabo este proceso, las administraciones necesitarán contratar a profesionales sanitarios cualificados, en particular farmacéuticos. Las acciones específicas que se abordarán son el control y seguimiento de tratamientos y de pautas posológicas; la ayuda al cumplimiento mediante apoyo presencial; el control de eficacia y eficiencia de los tratamientos; la detección de efectos adversos y de errores de medicación; la educación sanitaria a los pacientes; y acciones concretas para evitar la acumulación de medicamentos sin usar. Finalmente, el reparto de fondos se hará según el criterio poblacional.