Un ministro italiano piensa en la castración quirúrgica para los violadores de menores

  • Roma, 16 feb (EFE).- El ministro italiano para la Simplificación Legislativa, Roberto Calderoli, apuesta por la castración quirúrgica de los violadores de menores de edad, según afirma en una entrevista que publica hoy el diario turinés "La Stampa".

Un ministro italiano piensa en la castración quirúrgica para los violadores de menores

Un ministro italiano piensa en la castración quirúrgica para los violadores de menores

Roma, 16 feb (EFE).- El ministro italiano para la Simplificación Legislativa, Roberto Calderoli, apuesta por la castración quirúrgica de los violadores de menores de edad, según afirma en una entrevista que publica hoy el diario turinés "La Stampa".

"Quizá sin llegar a la pena de muerte, pero a veces me planteo que quizá la castración química sea insuficiente", añade Calderoli.

"Cuando la víctima de la violencia es una niña de 14 años, creo que la castración química es poco. Cuando uno llega a violar a un niño, quizá no queda otra cosa que la castración quirúrgica. Ante ciertos casos no consigo pensar en la rehabilitación. La sociedad debe defenderse", asegura.

Estas declaraciones de Calderoli llegan después de un fin de semana en el que Italia ha vivido pendiente de tres nuevos asaltos sexuales, que se suman a la ya numerosa lista que se ha producido en las últimas semanas y que ha dejado en el país una creciente alarma ante el fenómeno de las violaciones en grupo.

En los últimos dos días se pudo conocer que dos chicas de unos quince años habían sido violadas en las ciudades de Bolonia (centro) y Roma, tras lo que llegó la denuncia de una estudiante boliviana de 21 años en Milán que aseguraba haber sido agredida sexualmente en la noche del sábado por un hombre que describió como "norteafricano".

Al fenómeno de las violaciones se suma la creciente preocupación por el incremento del racismo en el país, después de que el caso de la violación de Guidonia, próxima a Roma, conmocionara a Italia y llevara a algunos vecinos de la localidad a intentar linchar a los supuestos autores de la agresión, de nacionalidad rumana.

Muestra de ello es también la reacción que se vivió este domingo en Roma, donde, a pocos metros del lugar en el que se produjo la violación de la adolescente cuyo caso se conoció este fin de semana, un grupo de encapuchados entró en un restaurante de comida turca y agredió a cuatro hombres rumanos.

Calderoli no cree que sea una cuestión de racismo, sino de cifras, y por eso pide que se cierren las fronteras a los trabajadores que provengan de los nuevos miembros de la Unión Europea (UE) o de países extra-comunitarios.

"Estoy a favor de la suspensión de la circulación de los trabajadores extra-comunitarios o neo-comunitarios. Es evidente que, ante la caída de la actividad productiva, quien está en paro es más proclive a caer en comportamientos delictivos", dice el ministro en su entrevista a "La Stampa".

"Si después añadimos que para algunas culturas la violación o las agresiones no son graves, nos encontramos ante problemas de integración", agrega.

La ministra de Igualdad, Mara Carfagna, propone un banco de datos de ADN para todos aquellos que hayan cometido violaciones y analiza la posibilidad de que se establezcan patrullas de ciudadanos particulares para contribuir a la seguridad de las calles.

Estas son algunas de las propuestas que el Gobierno que preside Silvio Berlusconi deberá abordar en el próximo Consejo de Ministros para aprobar un decreto urgente que acelere algunas medidas inmediatas incluidas en un proyecto de ley en trámite parlamentario, como la negación del arresto domiciliario a los acusados de violación.