Una mujer da a luz en un coche que tuvo que parar cuando iba al hospital

  • Madrid, 30 abr (EFE).- Una mujer de 35 años ha dado hoy a luz a una niña en la calle San Dalmacio de Madrid, dentro del coche en el que se dirigía al hospital, que tuvo que parar porque la mujer se puso de parto, y en el fue ayudada por su marido y un amigo.

Madrid, 30 abr (EFE).- Una mujer de 35 años ha dado hoy a luz a una niña en la calle San Dalmacio de Madrid, dentro del coche en el que se dirigía al hospital, que tuvo que parar porque la mujer se puso de parto, y en el fue ayudada por su marido y un amigo.

Según ha informado Emergencias Madrid, el feliz suceso ocurrió sobre las siete de la mañana y cuando el Samur llegó al lugar comprobó que Miriam, que pesó 3,360 kilos, ya había nacido y ella y la madre se encontraban bien, por lo que los facultativos atendieron el final del parto y las trasladaron al 12 de Octubre.

Cristina Arnosi, de nacionalidad española, se encontraba al término de su embarazo y, al sentir dolores de parto, se dirigió junto a su marido y un amigo, que era el que conducía el vehículo, al hospital, según ha explicado ella misma a los medios en la cama del centro médico.

Cristina ha relatado que salieron de casa y no les dio tiempo a llegar al hospital, porque a los pocos minutos "le dio por empujar" y rápidamente salió la cabeza del bebé.

"Estábamos en el coche de un amigo y llamamos al Samur, pero hemos decidido aparcar porque no daba tiempo" de llegar al hospital, ha explicado, y ha relatado que cuando la niña ha salido la ha cogido y ha esperado a que le cortaran el cordón umbilical los sanitarios.

Los facultativos le han dado "cuatro puntitos nada mas", según ha señalado Cristina, que ha bromeado al asegurar que ha contado en el parto con dos comadronas, su marido y un amigo, aunque realmente ha dado a luz "sola", ya que los dos hombres "hablaban con el Samur para saber lo que teníamos que hacer".

El padre de la niña, Jesús Mansilla, ha explicado que cuando su mujer se puso de parto llamó al vecino, quien les llevó en su coche hacia el hospital, pero la niña comenzó a nacer y tuvieron que llamar al Samur, que al conocer que el bebé estaba saliendo les aconsejó dar calor a la recién nacida y limpiarle la boca.

Ha asegurado que, aunque el Samur tardó cinco minutos en llegar, el parto no pudo esperar y la niña nació "con el coche en marcha".

El médico de guardia del Samur en ese momento, Pedro Crespo, quien atendió el final del parto, ha dicho que el padre hizo "un muy buen trabajo" y se organizó muy bien, y ahora tiene una niña "preciosa".