La Plataforma Leonesa contra la Privatización del Agua solicita la mediación de Zapatero para mantener la gestión pública

LEÓN, 29 (EUROPA PRESS)

La Plataforma Leonesa contra la Privatización del Agua remitió una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que solicita su pronunciamiento y mediación en defensa de la gestión pública del servicio en el municipio de León.

La entidad se ha dirigido a Zapatero en su "triple calidad" de leonés, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, para manifestar la "contradicción" que existe entre la política de aguas del Partido Socialista y la actuación del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de León, donde se pretende ceder el 49 por ciento de la explotación del Servicio Municipalizado del Agua a una empresa privada, "en las mismas condiciones que Esperanza Aguirre la gestión del Canal de Isabel II en Madrid".

"Muchos ciudadanos se sienten estafados por el uso que el Partido Socialista de León está haciendo de unos votos, que en buena parte obtuvieron con la promesa de mantener la gestión pública del agua", indicó la plataforma en una nota recogida por Europa Press.

Asimismo, opinó que resulta "inadmisible" que la mayoría en las urnas sea suficiente para legitimar decisiones que son "arbitrarias", ya que no figuraban en el programa electoral y se toman "sin argumentación contrastada ni debate público, es decir, burlando las reglas del juego democrático".

El documento remitido a Zapatero fue firmado por los portavoces de la Plataforma Leonesa contra la Privatización del Agua en representación de los vecinos del municipio, los sindicatos, los movimientos sociales y el "leonesismo".

"En estos momentos de crisis global económica, social y ambiental y cuando ciudades europeas como París, Toulouse o Burdeos están volviendo a la gestión pública por probadas razones de eficiencia y ahorro, es lamentable que en León se vaya en contra del verdadero progreso y se ceda a una empresa privada el control de la administración del agua, que es la clave de la salud, de la calidad de vida y de la justicia social", agregó.

Además, recordó que Naciones Unidas asumió en nombre propio y del Gobierno de España la consecución de los llamados Objetivos del Milenio, que incorporan el reconocimiento del agua y el saneamiento como derechos humanos y la protección de estos derechos básicos de cualquier proceso de privatización.

En esta misma línea, explicó, se expresa la Declaración Alternativa a la del Foro Mundial del Agua 2009, firmada recientemente en Estambul por la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa y el secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Hugo Morán, ha negado "rotundamente" la venta y mercantilización del agua.