Consejería canaria de Sanidad aplicará en Lanzarote la técnica del Ganglio Centinela en casos de cáncer de mama

ARRECIFE (LANZAROTE), 4 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aplicará en Lanzarote la técnica del Ganglio Centinela, que evita la cirugía radical en operaciones de cáncer de mama, para lo que ha destinado 30.000 euros, una prueba que permite determinar si el tumor puede extenderse y, en función de este análisis, aplicar o no cirugía radical, según informó hoy el Ejecutivo Autonómico en un comunicado.

Esta técnica se utiliza en los casos de cáncer de mama y en los melanomas, aunque también tiene aplicación en los ginecológicos, otorrinos, digestivos y de cuello. Por su parte, la detección del ganglio centinela evita, en un 70 por ciento de los casos, practicar el vaciado de la axila y los problemas secundarios que pueden aparecer tras esta intervención, fundamentalmente el riesgo de linfedema, que es la acumulación de líquido linfático en los tejidos, y se presenta con síntomas diversos como dolor intenso en el brazo o pérdida de movilidad. También mejora la recuperación de la paciente

Además, permite conocer en qué estado se encuentra la enfermedad, ya que la técnica consiste en inyectar en la zona del tumor dos o tres horas antes de la intervención un fármaco radioactivo de baja actividad, que, luego, se dirigirá hacia los ganglios linfáticos para así hacerlos visibles para los especialistas.

En este sentido, una vez detectado el primer ganglio al que llega esta sustancia (y que se le conoce como ganglio centinela), se marca en la piel su localización aproximada para, una vez en el quirófano, buscarlo por medio de una sonda que detecta la radiación que desprende.

La técnica del ganglio centinela se desarrolla en los servicios de Medicina Nuclear de los centros hospitalarios de Canarias, y el Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote es el primero de las islas periféricas donde se aplica esta técnica, evitando el traslado de pacientes al hospital de referencia.

Esta línea de actuación se suma a las actividades preventivas desarrolladas a través del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de la Consejería de Sanidad, que realizó en 2008 un total de 61.086 mamografías a mujeres de entre 50 y 69 años de edad. Del total de exploraciones realizadas, 1.906 mujeres fueron derivadas a centros hospitalarios de referencia para continuar su estudio. Como resultado, fueron detectados 155 cánceres.

PROGRAMA DE DIAGNÓSTICO PRECOZ

Por su parte, el Programa de Diagnóstico Precoz de Cáncer de Mama fue implantado por el Servicio Canario de la Salud en 1999, inicialmente dirigido a mujeres entre 50 y 65 años, grupo en el que existen evidencias sobre la capacidad para reducir la mortalidad por esta causa. En el 2003 se incrementó el grupo de edad hasta los 67 años. Fue en 2005 cuando se amplió hasta los 69 años, extendiéndose de forma total a las 198.980 mujeres que se encuentran dentro de ese grupo de riesgo en el Archipiélago.

Es un Programa de base poblacional, se realiza la citación por carta personalizada a todas las mujeres censadas en los diferentes municipios. La exploración se repite cada dos años y para reducir posibles errores en la lectura de las mamografías son valoradas por dos radiólogos diferentes.

Para desarrollar este Programa, la Consejería de Sanidad dispone de cinco unidades fijas ubicadas en Gran Canaria y Tenerife, y de una unidad móvil, cuyo proyecto se enmarca dentro del Plan de Salud de Canarias con el objetivo de acercar el servicio a la población y reducir la mortalidad del cáncer de mama en el Archipiélago. La implantación de la Unidad Móvil de diagnóstico precoz del cáncer de mama es una experiencia nueva en Canarias, aunque ya se han comprobado sus resultados positivos en otras comunidades autónomas como Galicia, Andalucía o Navarra.