Investigadores de UEx participan en el hallazgo de marcadores genéticos que favorecen el desarrollo de cáncer de colon

Los científicos aseguran que se podrían detectar estos tumores cancerígenos con un simple análisis de sangre BADAJOZ, 16 (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad de Extremadura (UEx), en colaboración con científicos de otras comunidades y también de centros universitarios de otros países han hallado "varios marcadores genéticos" que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de colon en personas que cuentan con antecedentes familiares relacionados con esta enfermedad, lo que posibilita un importante avance en la prevención temprana de los tumores cancerígenos de colon y recto. Así lo explicó a Europa Press Televisión, desde la Facultad de Medicina de Badajoz, José Augusto García Agúndez, profesor de Farmacología de la UEx y director de este trabajo en la región extremeña. En este sentido, precisó que la "novedad" del mismo radica en que se han encontrado "no uno, sino varios marcadores genéticos", que propician la evolución de contraer "cáncer de colon y rectal en un porcentaje bastante apreciable". Este hallazgo abre la posibilidad de obtener un diagnóstico precoz de esta dolencia en casos hereditarios, de una forma "rutinaria y masiva", realizando al paciente un simple "análisis de sangre", según apostilló Agúndez. "En caso de aparecer el cáncer, se detectaría en una fase mucho más precoz y sería más sencillo y seguro su pronóstico", avanzó. Además, apuntó que, "con la voluntad de las autoridades sanitarias", desde mañana mismo podrían estar realizándose estas pruebas diagnósticas y de este modo reducirse la mortalidad de personas que contraen esta patología. ANÁLISIS DE SANGRE Estas investigaciones comenzaron en el año 2007 y están siendo dirigidas desde el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres y en el mismo participan desde el Hospital Clinic de Barcelona y el de San Carlos de Madrid, así como la Universidad de Extremadura, entre otras instituciones. Hasta el momento, este grupo de investigadores, con la ayuda de las nuevas tecnologías, han analizado algo más de 500.000 mutaciones, sobre unos 10.000 pacientes, hasta llegar a los resultados ya citados.