La incidencia del cáncer colorrectal aumentará un 22% en España hasta 2015, según expertos

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La incidencia del cáncer colorrectal aumentará un 22 por ciento en la población de más de 65 años y un 50 por ciento en la de mayores de 80, según resaltó el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Canarias, Enrique Quintero, en la II Jornada Aquarius de Formación en Gastroenterología, que empezó hoy en Sitges (Barcelona) y acabará mañana.

Quintero destacó que "la detección precoz es la mejor estrategia para hacer frente al cáncer de colon", puesto que existe evidencia científica que demuestra que el cribado del cáncer colorrectal con la prueba de sangre oculta en heces, realizada cada año o bienalmente, reduce la mortalidad entre un 18 y un 33 por ciento, y la incidencia en 20 por ciento, matizó el experto.

Este es uno de los temas que centrarán la jornada, dirigida a médicos internos residentes (MIR) que están cursando su especialización en hospitales de Catalunya, Aragón, Canarias y Baleares, explicó en declaraciones a Europa Press su coordinador, Manuel Díaz-Rubio, catedrático de Medicina y jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital San Carlos de Madrid.

Díaz-Rubio explicó que los objetivos de las jornadas pasan por compartir con los residentes las últimas novedades relacionadas con la gastroenterología, compartir inquietudes y discutir temas de "enorme interés".

En este sentido, se refirió a las indicaciones actuales para erradicar el 'Helicobacter pylori', que se calcula que sufre la mitad de la población mundial, si bien sólo en un 10 por ciento de los afectados esta bacteria causa daños significativos en su salud.

Según el titular de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Juan Monés, cuando se erradica este microorganismo que se encuentra en el estómago y puede acabar desarrollando un cáncer en algunos casos, "no sólo se curan los síntomas, sino también la enfermedad, es decir, es poco frecuente que la úlcera vuelva a aparecer".

"La erradicación de la infección es el tratamiento de elección en fases iniciales del tumor, ya que induce una remisión prolongada del linfoma en aproximadamente el 80% de los pacientes", explicó Monés.

Por otro lado, la convención también tratará temas como la astenia y la depresión en la hepatitis C y las diarreas estivales y diarreas del viajero, entre otros, destacó el coordinador de la reunión que impartirá una conferencia sobre cómo debería ser el médico actual.

Díaz-Rubio explicó que la ponencia tratará sobre los cambios que se han producido en los últimos años, en los que el paciente se informa mucho sobre sus enfermedades y los médicos se tienen que ganar su confianza.

A su juicio, el facultativo debe recuperar la "magia" que se produce cuando un médico y un paciente se identifican. Se trata de un momento de "gran responsabilidad", remarcó el coordinador.