Las altas temperaturas y las bajas presiones aumentan el riesgo de padecer migrañas

  • Redacción Internacional, 9 mar (EFE).- Las altas temperaturas y las bajas presiones barométricas incrementan el riesgo de padecer migrañas y otros dolores agudos de cabeza, según un estudio publicado hoy por la revista "Neurology".

Las altas temperaturas y las bajas presiones aumentan el riesgo de padecer migrañas

Las altas temperaturas y las bajas presiones aumentan el riesgo de padecer migrañas

Redacción Internacional, 9 mar (EFE).- Las altas temperaturas y las bajas presiones barométricas incrementan el riesgo de padecer migrañas y otros dolores agudos de cabeza, según un estudio publicado hoy por la revista "Neurology".

Un equipo investigador del Beth Israel Deaconess Medical Center y la Harvard Medical School de Boston (EEUU) estudió el efecto que las condiciones meteorológicas y la contaminación del aire tienen en la aparición de dolores de cabeza.

Las migrañas afectan a una parte importante de la población, particularmente a adultos jóvenes y de mediana edad, y se sabe que ciertos factores aumentan el riesgo de padecerlas: algunos alimentos, el alcohol, el estrés y las hormonas.

Durante mucho tiempo los pacientes han relacionado las condiciones meteorológicas con el padecimiento de ese tipo de molestias, pero la ciencia había averiguado poco al respecto.

Para arrojar algo de luz sobre este "folclore clínico" y determinar si la polución atmosférica desencadena dolores de cabeza, los científicos, dirigidos por Kenneth Mukamal, registraron los casos de 7.054 pacientes que, desde mayo de 2000 a diciembre de 2007, acudieron a las urgencias de un hospital de Boston aquejados de intenso dolor de cabeza.

Los investigadores midieron la temperatura, la presión barométrica, la humedad, la materia de partículas finas, el negro de carbón y los dióxidos de nitrógeno y azufre presentes en el aire durante los tres días anteriores a la visita médica, en el mismo día, y días después.

El equipo descubrió que la subida de las temperaturas durante las 24 horas anteriores a la visita médica estaba relacionada con un mayor riesgo de sufrir fuertes dolores de cabeza.

Por cada aumento de 5 grados centígrados, el riesgo de dolor agudo subió un 7,5 por ciento.

En menor grado, la bajada de las presiones barométricas durante las 48 ó 72 horas anteriores a la visita a urgencias también fue un factor influyente en la aparición de las migrañas.

"Desde luego nuestros resultados son consecuentes con la idea de que los dolores de cabeza agudos pueden ser desencadenados por factores externos", explica el responsable del estudio, Kenneth Mukamal.

El experto ha descubierto que el ambiente afecta a la salud en cuestión de dolores de cabeza, aunque no ha hallado pruebas de que la contaminación del aire influya en la aparición del dolor, como ocurre en las apoplejías.

Sin embargo, aclara, no puede descartar que tenga un pequeño efecto en la aparición de dolores agudos de cabeza.