Traumatólogos de La Mancha Centro realizan con éxito las primeras resecciones tumorales complejas

CIUDAD REAL, 12 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital General 'La Mancha Centro' de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha ampliado su cartera de servicios con respecto al tratamiento de tumores musculoesqueléticos (hueso y partes blandas).

La Unidad de Tumores Musculoesqueléticos del hospital alcazareño, que en la actualidad está coordinada por los traumatólogos Eduardo Cabezuelo y Carmen Álvarez, ha comenzado a atender y resolver con éxito casos más complejos, evitando que los usuarios con estas patologías hayan tenido que desplazarse a otros centros sanitarios para recibir tratamiento, informó la Junta en nota de prensa.

Eso ha sido posible gracias a que el Servicio de Traumatología ha empezado a realizar en el hospital alcazareño las primeras resecciones tumorales complejas a pacientes del área sanitaria. Uno de los casos más recientes fue el de un paciente que presentaba un tumor en el fémur y al que, mediante intervención quirúrgica, se le extirpó la mitad del citado hueso y se le reconstruyó mediante una prótesis tumoral de rodilla.

Desde su puesta en marcha hace cinco años, la Unidad de Tumores Musculoesqueléticos del Hospital General 'La Mancha Centro' realiza un diagnóstico preciso y orienta cada caso, dependiendo de su gravedad, al tratamiento correspondiente.

Para ello, los doctores Cabezuelo y Álvarez trabajan en equipo con especialistas de otros servicios del centro hospitalario (patólogos, oncólogos, radiólogos, rehabilitadores, etc.) y realizan un abordaje multidisciplinar de cada paciente. Asimismo, en casos especiales están en coordinación con otras unidades de tumores del país (de Madrid, Barcelona, San Sebastián o León) y los que afectan a niños precisan ser remitidos a hospitales monográficos infantiles con servicios de oncología pediátrica.

TIPOS DE TUMORES

Los tumores malignos de partes blandas representan el 1 por ciento de todos los tumores malignos. En lo que respecta a tumores óseos, las lesiones malignas más frecuentes son las metástasis, con una proporción de 50/1 con respecto a los tumores óseos malignos primarios. Los tumores óseos primarios malignos más frecuentes son, por un lado, el osteosarcoma y el sarcoma de Ewing en las primeras dos décadas de la vida, y por otro, el condrosarcoma en mayores de 40 ó 50 años.

Según Cabezuelo, en los últimos 30 años y, gracias al desarrollo de la quimioterapia y de la cirugía de reconstrucción con prótesis tumorales, la posibilidad de preservar la extremidad afectada es la norma actualmente, habiéndose triplicado o cuadriplicado en algunos casos la supervivencia de los pacientes con estos tumores.