Un trabajador denuncia que su empresa le ha despedido por padecer cáncer de pulmón

Etiquetas

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS) Un trabajador barcelonés, Joan Ramón Vilamajó, denunció hoy que a causa de un cáncer de pulmón, su empresa, una compañía de seguros, le ha despedido, por lo que les ha demandado por despido improcedente ya que considera que le han echado a causa de su enfermedad, que le obliga a estar en tratamiento de quimioterapia durante largo tiempo, además de ser una de las catalogadas por los seguros de enfermedad de riesgo. El afectado afirmó en declaraciones a Europa Press Televisión que es muy duro conocer "la enfermedad y después enterarte de que te han despedido", aunque aseveró que si consigue sobrevivir a su enfermedad, volverá "al trabajo" porque a pesar de su situación aseguró querer "seguir adelante" en su lucha por la vida personal y laboral. Joan Ramón era el coordinador administrativo de la delegación en Barcelona de la empresa cuando le anunciaron que la sucursal debía cerrar porque no era rentable. Pero él desconfía de esta situación y según explicó a él le despiden "a los tres días" después de poner en conocimiento que padece cáncer de pulmón. QUIERE LA READMISIÓN Según el afectado, la justificación que dio la empresa fue que no había aportado los partes de enfermedad, "y eso no es verdad". Para este hombre lo único que puede resolver esta situación es la "readmisión al trabajo dentro de la empresa tras el cáncer" por parte de la aseguradora. Consciente de que su vida dio un giro cuando le diagnosticaron el cáncer de pulmón, argumentó que su enfermedad tiene cura y se aferra a ello para "continuar con la lucha" además de resaltar que está "en plenas capacidades" para realizar su profesión. Actualmente, Joan cobra 1.200, pero tras 10 meses de subsidio de paro, pasaría a ingresar 400 euros. Su abogada, Ana Tomé, aseguró que se trata de una estrategia empresarial "absolutamente abusiva" que es un "fraude a la ley", y que discrimina al trabajador por estar enfermo. La empresa le contrató en mayo de 2008 en régimen temporal, aunque pasó a ser indefinido el 20 de enero de 2009. El trabajador comunicó a la compañía que sufría cáncer de pulmón el 16 de febrero y, tres días después, Lico le entregó la carta de despido. La asesoría jurídica reivindica la nulidad del despido, la reincorporación de Vilamajó al empleo y una indemnización por daños y perjuicios.