¿Cómo debemos cuidar nuestra vista cuando practicamos deporte?

  • Según la Encuesta de Hábitos Deportivos 2016 elaborada por el INE, actualmente más de 24 millones de personas mayores de 15 años practican deporte en España.

  • ¿Hay que usar gafas de sol haciendo deporte? ¿Es mejor las gafas o las lentillas? 

Correr

Correr

Etiquetas

Hacer deporte gusta. Ya sea por las hormonas que segregamos tras realizar cualquier ejercicio o por el bienestar físico que percibimos cuando practicamos una actividad de forma continuada, está claro que el deporte engancha. Pero, ¿cómo debemos cuidar nuestros ojos cuando hacemos ejercicio?

Según la Encuesta de Hábitos Deportivos 2016 elaborada por el INE, actualmente más de 24 millones de personas mayores de 15 años practican deporte en España, un 46,2% de la población total. Habitualmente, los expertos señalan que la actividad física debe acompañarse de una buena alimentación y un correcto descanso para resultar completamente beneficiosa pero, ¿qué aspectos relacionados con el sentido de la vista debemos cuidar al practicar deporte?

¿Es necesario usar gafas de sol?

Ya sea invierno o verano, esté nublado o luzca el sol, debemos proteger nuestros ojos con gafas si el tiempo de exposición a las radiaciones solares es prolongado, como cuando practicamos actividades como el running, el ciclismo, la vela o el tiro con arco. Los especialistas recomiendan utilizar filtros solares adecuados a cada situación.

¿Es necesario usar gafas protectoras específicas?

Si nuestro deporte lo requiere, sí. “El riesgo de contusiones directas (impacto de una rama o una piedra, golpe de una pelota…) es elevado en actividades como el pádel o el ciclismo. En estos casos, solemos aconsejar proteger los ojos con gafas protectoras fabricadas con materiales ligeros e irrompibles”, señala el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera, centro especializado en oftalmología. Cuando hablamos de deportes acuáticos, especialmente de aquellos que se practican en piscina, siempre debemos evitar el uso de lentes de contacto y emplear  gafas de natación.

¿Me pongo las gafas o las lentillas?

Según el Estudio El Papel de la Visión en el Deporte, la corrección visual más habitual entre quienes practican cualquier tipo de actividad física son las gafas (un 53,2%), seguido de las lentillas (31,6%). Aún así, ambos tipos de sistemas ópticos presentan múltiples inconvenientes para el deportista, sobre todo relacionados con la incomodidad. En estos casos, podemos  plantearnos la posibilidad de acudir a una primera consulta preoperatoria a una clínica oftalmológica para saber si podemos decir adiós a las gafas y lentillas y corregir problemas como la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo.

¿Están nuestros ojos a salvo si practicamos deportes indoor?

Si atendemos a algunas sencillas precauciones, sí.  Es habitual que cuando pasamos cierto tiempo en ambientes cerrados y en los que el aire acondicionado se encuentra funcionado de forma continuada, como en los gimnasios, aparezca el denominado síndrome del ojo seco. En estos casos, se recomienda el uso de humidificadores y de lubricantes oftalmológicos (lágrima artificial) que estén prescritos por un especialista que nos indique cuál es el más apropiado para nuestro caso.

¿Qué hacemos con el sudor?

Cuando se produce una sudoración excesiva, es aconsejable tomar medidas para evitar que el sudor entre en los ojos, como usar gorras, cintas o bandanas  y… ¡Atención! Nada de restregarse los ojos para apartar el sudor. Siempre debemos evitar tocarlos y, sobre todo, poner especial cuidado en no manipular las lentillas con las manos sucias.

Definitivamente, la visión es determinante a la hora de practicar cualquier tipo de deporte, ya que de ella depende la valoración de las distancias, la evaluación de la velocidad o el tiempo de reacción. Por tanto, por tu seguridad y para mejorar tu rendimiento, cuida tus ojos.