Lindsay Lohan culpa a la prensa por su falta de trabajo

LOS ANGELES, 25 (EUROPA PRESS) La actriz Lindsay Lohan no recibe ofertas de trabajo en el mundo del cine y cada vez tiene más problemas para pagar la hipoteca de su casa de Los Angeles. Sin embargo, ella no lo atribuye a la crisis económica, ni a que su herrático comportamiento haya menoscabado su nombre, sino a los medios de comunicación y a los "fans enfermos". Los problemas económicos de Lindsay Lohan saltaron recientemente a la luz. Al parecer, la actriz está teniendo muchos problemas para pagar la hipoteca de su casa de Los Angeles, toda vez que no ha trabajado en ninguna película desde que en 2007 estrenara 'Sé quién me mató', sin mucho éxito en taquilla. La propia joven, de 22 años, admitió sus apuros pecuniarios a la revista 'Nylon' y fuentes cercanas a la actriz afirmaron a 'New York Daily News' que Lohan estaba viviendo del crédito y del dinero que le prestaba su novia, la DJ Samantha Ronson. "La situación económica de Lindsay nunca ha sido buena, pero ha ido a peor en los últimos meses", aseguraban dichas fuentes. Sin embargo, Lindsay Lohan no cree que su falta de trabajo -y por tanto sus problemas económicos- se derive de su errático comportamiento y de sus múltiples adicciones de las que ha tenido que desintoxicarse convenientemente, sino de los medios de comunicación. La actriz insiste en que ella se ha reformado, que ya no es la que era y que ahora está intentando retomar el camino de su carrera cinematográfica. Según informaciones de 'Contact Music' recogidas por Europa Press, Lohan cree que los medios han dado de ella una imagen de "malcriada, desagradecida y poco profesional", lo que ha estropeado su carrera en Hollywood, que empezó con 'Tú a Londres y Yo a California' (1997). Es más, la joven actriz pide a medios de comunicación y aficcionados a seguir sus peripecias que dejen de seguirla por su vida personal. "He cambiado. Si la gente simplemente deja en paz mi vida personal -porque no es tan interesante- entonces podría llegar a un buen papel", asevera Lohan, que critica los rumores que envuelven su relación con Samantha Ronson y añade que si se la ve en muchos clubs nocturnos es porque va "a ver pinchar" a su novia DJ. "Soy una buena persona y tengo un buen corazón y sólo quiero trabajar", sentencia. "No bebo, no me drogo y no miento. Me encanta actuar y escribir y ser creativa y quiero ayudar a la gente interpretando papeles que puedan enviar un mensaje positivo a cualquiera que lo necesite", señala Lohan, que llega a hablar de "fans enfermos" que compran todas las revistas sensacionalistas en las que aparece ella y les pide que dejen de hacerlo para que pueda volver a actuar. En cualquier caso, parece que a Lohan no le acompaña la fortuna, pues estas declaraciones a 'E! Online' coinciden con su tercer accidente de tráfico en tan sólo tres semanas. En esta ocasión fue en la noche del lunes en Glendale (California), cuando tuvo un pequeño golpe con otro vehículo; un incidente menor, como los dos anteriores, que demuestra que, en cierto modo, Lohan ha abandonado su costumbre de beber y conducir que culminó con su retirada de carné tres años.