Monica Seles confiesa que padeció bulimia

LOS ANGELES, 13 (OTR/PRESS)

La ex tenista profesional Monica Seles estaba en lo más alto a principios de los años 90. En 1991 alcanzaba el número uno de su ránking mundial, pero dos años más tarde su vida giró 180 grados después de que un admirador perturbado saltara a la pista en medio de un partido y la apuñalara por la espalda.

Seles tuvo que dejar el deporte un tiempo y su cuerpo, acostumbrado a los duros entrenamientos se resintió. Ahí fue cuando Monica comenzó a tener problemas con la alimentación. "La comida era mi mejor amiga", señala la tenista que recientemente confesó que padeció bulimia durante nueve años.

Seles señala en una entrevista que se daba verdaderos atracones para sentirse mejor, ya que sufría estrés y tuvo problemas psicológicos tras el ataque. Esta situación se agravó cuando en 1998 su padre falleció.

"Me sentía sola y sólo comía", explica al periódico australiano 'Herald Sun' en unas declaraciones recogidas por otr/press en las que apunta: "Comer de esa manera era mi mecanismo de defensa. Yo utilizaba la comida para 'curar' mi estrés".

Pero su 'solución' al estrés no le benefició, ya que en unos años aumentó unos 15 kilos. Esta situación la alejó definitivamente de las canchas y, aunque anunció su retirada oficial en 2008, en 2001 dejó de jugar de manera regular en los circuitos internacionales. Además, decidió trasladarse a Miami en donde reside actualmente.

La ex deportista ha participado recientemente en 'Dancing with the stars', el '¡Mira quien baila!' estadounidense, y gracias a este concurso, señala en la entrevista, consiguió superar de manera definitiva sus problemas con la comida.

Tras esta experiencia consiguió sentirse bien consigo misma, aunque asegura que, aunque deseaba terminar con su situación, fue duro. "Lloré mucho, pero ahora no volvería a mis viejos hábitos", confesó la jugadora de origen yugoslavo. Todas estas experiencias las ha querido recoger en un libro titulado 'Getting a Grip'.

Se trata de una pequeña autobiografía que tiene como objetivo ayudar a otras chicas que están pasando por lo mismo que pasó ella. En este libro no habla de consejos específicos pero, explica, con su testimonio quiere dar ejemplo de lo que se puede conseguir tras muchos años de enfermedad.

Seles fue una de las mejores tenistas estadounidenses de todos los tiempos. Su vitrina acoge más de medio centenar de trofeos. Nueve de ellos pertenecen a competiciones de Grand Slam.