CSIC descubre un método que potencia los efectos de la uva y frena el envejecimiento celular

MURCIA, 16 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), han descubierto una técnica que permite frenar el envejecimiento celular potenciando los efectos beneficiosos del resveratrol, un componente presente en la uva que se transmite al vino. En concreto, los científicos han logrado concentrar en una cápsula los beneficios aportados por 45 botellas de vino, pero sin los efectos negativos del alcohol.

Para ello, los investigadores del CEBAS observaron que una cantidad de resveratrol inducida "es suficiente para activar unas proteínas llamadas sirtuinas, conocidas como el gen de la longevidad, y que están relacionadas con el retraso del envejecimiento y la mejora de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, además de disminuir otros marcadores de riesgo cardiovascular e inflamación, entre otros efectos beneficiosos".

Los investigadores murcianos, que fueron coordinados por el científico natural de Cehegín, Juan Carlos Espín, presentaron hoy en Madrid el descubrimiento de esta técnica, que ha sido respaldada por un laboratorio de capital completamente español, Actafarma, que ha realizado un producto con este método que se vende desde el pasado mes de marzo en farmacias con el nombre de Revidox, según informaron fuentes del Ministerio de Ciencia e Innovación en un comunicado.

Y es que el vino tinto, a pesar de la creencia popular, contiene poco resveratrol y, además, su contenido "es altamente variable, de manera que nada puede asegurarnos que la botella que descorchemos en un determinado momento contenga resveratrol, de ahí que tanto la investigación como el lanzamiento de este producto, constituyan por varias razones un importante hito".

Este producto, a través de su alta concentración de resveratrol, se considera un activador del llamado gen de la longevidad, que "ayudará a combatir el envejecimiento celular, los signos externos de envejecimiento y las enfermedades asociadas al mismo". Asimismo, "contribuirá además a frenar el estrés oxidativo, inflamación y procesos relacionados con enfermedades cardiovasculares".

En un principio, los investigadores realizaron trabajos en las instalaciones del CEBAS, en el campus de Espinardo, con la intención de mejorar la calidad de frutas y hortalizas mediante luz ultravioleta, y obtuvieron uno de los hallazgos "más interesantes que se han producido en los últimos años en el ámbito de la salud" y que supone, además, "un hito en la ciencia del envejecimiento", explicó el Ministerio.

Espín explicó que "nuestra sorpresa fue descubrir que en la uva se producía un aumento muy importante de resveratrol, una molécula avalada con muchos estudios relativos a sus beneficios para la salud", y matizó que "nuestro reto fue optimizar este proceso para que llegara al consumidor".

Este producto se ha hecho llegar hasta el consumidor "gracias a la apuesta del laboratorio Actafarma que, tras varios años de desarrollo, ha conseguido plasmar y sintetizar los resultados de esta técnica en un producto que activa las sirtuinas".

Tal y como explicó el portavoz de Actafarma, Pedro Tocabens, en la rueda de prensa, muchos países "estaban impulsando investigaciones en este ámbito, y éramos conscientes de las expectativas que ofrecía la posibilidad de ofrecer un complemento rico en resveratrol". Así, dijo que este trabajo ha adelantado a otras investigaciones y trabajos existentes en el mundo "para ofrecer el primer producto que llega a la sociedad como un activadores de las sirtuinas".

La comercialización de este producto supone un hito "porque se ha conseguido identificar la técnica capaz de generar en la uva defensas en cantidades hasta 2.000 veces superiores a lo habitual y, como siguiente paso, obtener resveratrol que podríamos llamar de segunda generación".

En segundo lugar, justificó la valía del hallazgo "porque permite obtener contenidos estandarizados de resveratrol en los extractos de uva, permitiendo una ingesta constante y controlada de este beneficioso compuesto y, por último, porque este descubrimiento ha llegado a la sociedad a través de un producto cuyo principio activo es capaz de concentrar en una sola cápsula los beneficios equivalentes a los aportados por hasta 45 botellas de vino tinto de los que contienen resveratrol".

Además de los numerosos ensayos clínicos realizados en el mundo sobre el resveratrol, actualmente están en marcha varios estudios que están confirmando las expectativas depositadas sobre Revidox, que la empresa Actafarma ha lanzado en primicia en el mercado español aunque, tiene previsto exportar su comercialización a otros países del mundo.

Asimismo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha evaluado el proceso de producción patentado por el CSIC y ha publicado la seguridad del mismo.